Dieciséis pacientes sin identidad sufren abandono familiar en el Valdizán

Ingresaron con problemas de esquizofrenia y algunos llevan más de 40 años de permanencia en el centro de salud

LUIS GARCÍA PANTA

Están allí porque un juzgado así lo dispuso pues no tenían casa ni familia a donde ir. Tampoco tenían documentos y no se acordaban quiénes eran por los desequilibrios mentales que padecen. Los hallaron deambulando en la calle pero no se sabe si tienen esposos o hijos. Quizá algunos de ellos hayan sido dados por muertos pues sus allegados no saben que se encuentran allí.

Son 16 pacientes del hospital Hermilio Valdizán considerados NN (no identificados) pues nunca tuvieron un documento de identidad ni figuran en el Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec). Para revisar la lista de pacientes NN, CLIC AQUÍ.

Uno de los casos emblemáticos es el de Cirila Pallarco Curi, de unos 75 años de edad, quien permanece 47 años en dicho nosocomio. El nombre se lo pusieron en el hospital por la necesidad de inscribirla en el Seguro Integral de Salud (SIS) por la atención médica que requería.

Otra es Alvina Dávila Llachua, otro nombre no corroborado. Ella ha pasado 46 años encerrada en el Valdizán. Nunca recibió una visita familiar. Al igual que la anterior sufre de esquizofrenia paranoide. Todos son inofensivos y cuando se les tomó fotos, saludaban a las cámaras y al final aplaudieron.

La División de Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Policía Nacional del Perú los encontró junto a otros diez pacientes, sí identificados, pero que sufren abandono familiar pese a tener casa y allegados.

“Son los ciudadanos olvidados, quizá por la enfermedad que padecen, los que nunca tuvieron DNI y de repente sus familiares no sepan que ellos viven todavía pues creen que están muertos”, señala el coronel Alberto Papuico Fuentes, jefe de la División de Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas de la PNP.

Hace tres meses los agentes de dicha unidad supieron de ellos y se acercaron al hospital Valdizán para averiguar sus historias. Actualmente se encuentran abocados en la búsqueda de sus allegados “quizá para que sientan el calor de hogar al final de sus vidas”, agrega el coronel Papuico.

ABANDONO DE FAMILIARES
Según la Defensoría de la Salud del Ministerio de Salud, hay 373 adultos de ambos sexos en 12 hospitales de Lima que sufren abandono familiar y trastornos mentales.

“Hemos buscado a sus familiares, incluso por facebook, mandamos mensajes pero no nos contestan, buscamos direcciones parece que nadie los quisiera tener”, señala la asistenta social, Elena Rojas García.

“En algunos casos los familiares los internaron pero nunca más se volvieron a aparecer”, agrega.

El doctor Héctor Léon Castro jefe del Servicio de Hospitalización del Hermilio Valdizán informó que son 55 pacientes los que el nosocomio atiende.

Agrega que allí están comprendidos los 16 sin identidad. “Las familias los abandonan porque no tienen quien los cuide, por vergüenza del qué dirán, por desconocer el tratamiento de la enfermedad o por pobreza extrema”.

Agrega que los pacientes llegan y al no tener familia, se quedan. “Pero un hospital no es el lugar adecuado para ellos, no son albergues”, remarcó.

Elba Espinoza Ríos, jefa de la Dirección de Personas Adultas Mayores del Ministerio de la Mujer, dijo que el programa nacional ‘Vida Digna’ tiende a restituir los derechos de las personas abandonadas en situación de calle. “Aunque la idea es que vuelvan a sus casas, el mejor lugar para ellos”, concluyó.