Discurso radical predomina en la campaña electoral en Ayacucho

Casi todos los candidatos al Gobierno Regional coinciden en defender el cultivo de la hoja de coca

Discurso radical predomina en la campaña electoral en Ayacucho

Por Norka Peralta Liñán. Enviada especial

Los únicos cambios notorios realizados en los últimos cuatro años en la carretera Quinua-San Francisco, que conecta al valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) con Ayacucho, son las pintas y los carteles electorales en las dos márgenes de la mencionada ruta.

Salvo esto, dicha vía –vital para impulsar el comercio y combatir el narcotráfico– es aún una lengua de tierra agreste a lo largo de 150 kilómetros, que parecen duplicarse ante las curvas y abismos que hay que sufrir antes de llegar al distrito de Ayna-San Francisco, corazón del VRAE.

Desde el 2007, cuando el Gobierno Central anunció que impulsaría el desarrollo del VRAE, pocos han sido los avances en este valle cocalero, en el que también tienen jurisdicción las regiones de Cusco, Ayacucho, Huancavelica y Junín. El asfaltado de la vía Quinua-San Francisco sigue siendo la obra más esperada desde aquel año.

Según Rullman Flores Portugal, candidato del Apra al Gobierno Regional de Ayacucho, en los próximos meses se licitará la ejecución de la vía. Ante la larga espera, el resto de candidatos ha preferido incluir esta obra entre sus promesas de campaña.

DISCURSOS RADICALES
Otro tema vital en el VRAE es el combate al narcotráfico y a los cultivos ilícitos de coca. Diez de los once candidatos al Gobierno Regional de Ayacucho –quienes la semana pasada asistieron al único debate de este tipo que se ha realizado en el VRAE– coincidieron en señalar que el narcotráfico solo debe enfrentarse con proyectos que promuevan el desarrollo de productos alternativos a la coca.

Aunque con pocos argumentos técnicos, hablaron de reforestación, asistencia técnica para el cultivo del café y el cacao, así como de la promoción de piscigranjas, principalmente [Lea más abajo algunas propuestas de los candidatos con mayor opción de voto en la región].

Pese a estas propuestas, el discurso de todos los candidatos concuerda en la defensa irrestricta de los cocaleros frente a una eventual erradicación forzosa de sus cultivos.

A diferencia de las elecciones del 2006 –cuando solo el movimiento regional Qatun Tarpuy, bajo la batuta del ex dirigente cocalero Nelson Palomino, encendía la pradera con su discurso político a favor de la hoja de coca– hoy todos los candidatos al sillón presidencial de Ayacucho, así como a los gobiernos locales (Sivia, Llochegua, Santa Rosa y Ayna-San Francisco) y provinciales (La Mar y Huanta), propugnan el mismo discurso a favor del cultivo de la hoja de coca.

Federico Tong, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), cree que este discurso responde a una estrategia de supervivencia electoral en una zona donde la mayoría de votantes cultiva hoja de coca. Sin embargo, no deja de preocupar el radicalismo de ciertas posturas.

Por ejemplo, en un debate de candidatos a la Alcaldía Distrital de Sivia, en la provincia de Huanta, Ruli Rua Carbajal, de Musuq Ñan, dijo que de ser alcalde destinará presupuesto para el fortalecimiento de las organizaciones cocaleras. “Les daremos becas y los mandaremos a Bolivia para que se capaciten”, dijo.

Sadoc Maylle, del Partido Aprista Peruano, tampoco se quedó atrás. “Mientras no tengamos carreteras, postas y colegios de calidad seguiremos cultivando coca porque es todo lo que tenemos”, aseguró.

Telésforo Ochoa, alcalde del distrito de Santa Rosa que va a la reelección por Qatun Tarpuy, también defiende la hoja de coca con vehemencia.

“No vamos a aceptar el desarrollo de cultivos alternativos a cambio de la erradicación forzosa de la hoja de coca, mientras el gobierno no haga nada en el VRAE. La hoja de coca es la caja chica de los campesinos del VRAE”, refiere Ochoa.

Pero más allá de estas posturas radicales, Jaime Antezana, especialista en temas de narcotráfico y terrorismo, considera que las próximas elecciones podrían significar la oportunidad de ascenso a la política de algunos narcotraficantes de la región.

“Hay candidatos que han realizado inversiones millonarias en sus campañas sin que el Ministerio Público de Ayacucho los haya investigado de oficio por lavado de activos y patrimonio de origen sospechoso”, advierte Antezana, quien realiza una investigación al respecto.

LOS PERSONAJES
ROFILIO NEYRA. CANDIDATO A LA REGIÓN POR TODOS CON AYACUCHO (TOCA)
Empresario. En su plan destacan la industrialización de la hoja de coca y la creación de centros de investigación y producción de ovas y alevinos en Ayna-San Francisco.

WILFREDO OSCORIMA. CANDIDATO A LA REGIÓN POR ALIANZA POR EL PROGRESO
Dueño de casinos. Ha ofrecido agua potable en el VRAE, construir losas deportivas en los colegios del valle y cubrir el 100% de las plazas para docentes que se requieren en la zona.

CÉSAR VÁSQUEZ. CANDIDATO A LA REGIÓN POR EL MOVIMIENTO MUSUQ ÑAN
Mayor ® de la Policía Nacional. Impulsará la participación de los comités de autodefensa en acciones de seguridad ciudadana y creará módulos de vigilancia en la vía Quinua-San Francisco.

CARLOS ALVIAR. CANDIDATO A LA REGIÓN POR EL MOVIMIENTO QATUN TARPUY
Ingeniero agrónomo con 30 años de trabajo en la región. Instalará plantas de industrialización de los productos del VRAE y capacitará a los jóvenes del valle en gestión empresarial.