Elcomercio.pe en Sudáfrica: ¿El sonido de las vuvuzelas es una grabación?

Esta corneta plástica, cuyo uso es promovido por los organizadores, se ha convertido en protagonista del Mundial Sudáfrica 2010 y sospechosamente no se calla nunca

Por David Hidalgo Jiménez
Enviado especial

Johannesburgo. Lo dijimos desde el primer día de Copa y ahora no cabe duda de que las vuvuzelas se han robado el protagonismo del Mundial africano. Pero el sonido ensordecedor que escuchamos, y que asemeja a una abeja gigante atrapada dentro de un estadio, ¿Se debe realmente al soplido de los hinchas o se trata de un ‘play back’?

El uso de las vuvuzelas ha sido promovido por los patrocinadores del Mundial de la FIFA y se venden en supermercados, pero principalmente son distribuidas ambulatoriamente en las paradas de los semáforo y en los alrededores de los estadios. Se les encuentra desde 40 Rands o 5 dólares, y los más avispados las distribuyen hasta en 10 dólares. Pero en la calle siempre es más barato.

El ruido de las vuvuzelas se sintió en el debut en el Soccer City, se trasladó al Ellis Park, al Mbombela Stadium, y se ha repetido en todos los escenarios de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 en cada jornada.

Lo que sí nos deja una gran duda, ya que elcomercio.pe pudo estar dentro de los estadios tanto en la inauguración como en los partidos de Brasil-Corea del Norte y el de ayer entre Sudáfrica y Uruguay, es que si bien durante los encuentros el sonido de las Vuvuzelas es incesante, cuando se mira alrededor en la tribuna, la mayoría de hinchas no las está tocando. Y eso también se puede observar en las transmisiones de TV.

Por ello, muchos periodistas, entre los que me incluyo, ha llegado a sospechar que la FIFA utiliza una especie de pista de sonido de vuvuzelas, en cada escenario deportivo, con la sana de intención de darle a los encuentros —aprovechando el gran marco de público— un ambiente eufórico y festivo.

UNA EXPLICACIÓN
¿Qué son las vuvuzelas? Son unas cornetas plásticas que miden entre 50 centímetros y un metro. Se les encuentra de muchos colores y solo basta con soplarlas con fuerza. También existen otros tamaños, más pequeños y hasta extra grandes.

No solo son consideradas por los sudafricanos como el espíritu de este Mundial, sino que son un símbolo asociado al fútbol de este país. No hay un dato exacto de cuando ni cómo aparecieron en gran cantidad, pero se dice que hace diez años este sonido constante, fuerte e intenso, retumba en los estadios sudafricanos.

Las voces que se oponen a su uso llegan desde todos lados, ya sean hinchas, seleccionados de fútbol y televidentes. Pero, en Sudáfrica, la mayoría no está dispuesta a renunciar a utilizarlas. Es más, la FIFA ya dijo que no las va a prohibir. Si así fuera, sería como tirarse en contra a todo el país organizador.

¿Usted qué opina del uso de las vuvuzelas? ¿Cree también que son apoyadas por una pista de audio?