Elidio Espinoza: "El Perú se desangra mientras la Policía es arrinconada"

El coronel PNP ® acusado de crear el llamado Escuadrón de la muerte en Trujillo señaló que no hay pruebas en su contra y que es víctima de malos operadores de justicia

Elidio Espinoza: "El Perú se desangra mientras la Policía es arrinconada"

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ (@martiacosta)
Redacción online

Cuando el coronel PNP ® Elidio Espinoza prende el televisor y ve que un policía fue asesinado por cumplir su deber se siente impotente. Luego recuerda que él, junto a nueve agentes, son acusados de secuestro, abuso de autoridad y homicidio calificado contra cuatro delincuentes. Entonces siente que el mundo está al revés, que el sistema de justicia parece estar creado para que los delincuentes tengan carta libre y la Policía quede desprotegida.

Espinoza es acusado de crear y liderar el llamado Escuadrón de la muerte. En entrevista con elcomercio.pe señala que se siente maltratado y que es víctima de malos operadores de justicia, que intentan por todos los medios probar algo que nunca ocurrió. El coronel se refiere a la operación del 27 de octubre del 2007, en aquella noche su grupo se enfrentó a balazos a cuatro delincuentes.

Hoy se inició el juicio oral, luego de que el año pasado el juzgado lo absolviera.
Eso responde a presiones políticas. Este proceso es una vergüenza para la justicia peruana. Pasar a juicio a miembros de la policía sin saber qué hizo cada uno es una aberración. La Fiscalía no puede probar nada, son 10 fiscales que no han podido probar nada.

¿El comando estaba enterado de la operación del 27 de octubre del 2007?
Hemos trabajado bajo procedimientos, reglas y disposiciones. Acá nadie actuó solo. El operativo fue dispuesto por el comando y las autoridades de turno, el entonces ministro del Interior, Luis Alva Castro.

¿Qué argumenta la Fiscalía para acusarlo y pedir cadena perpetua?
¿De qué se me acusa a mí? Acá se debe acusar con pruebas y acá no hay ninguna. Eso ya está demostrado. No lo han podido hacer antes y ahora menos. El código establece que primero hay que individualizar qué hizo cada uno de nosotros. Repito, acá actuamos bajo reglas y disposiciones y nadie hizo cosas por su cuenta. Dijimos “acá están las armas, acá estamos nosotros”. Nunca nos corrimos.

¿Cómo cree que terminará este proceso?
Nos hemos presentado a la justicia como siempre, como el primer día. No tenemos miedo a nada. Esperamos que el juicio se lleve de manera transparente y justa. Confiamos en que seremos absueltos nuevamente. En dos meses esto se puede resolver.

¿Se siente maltratado?
Por supuesto. Acá se están cometiendo injusticias. Yo cumplí con mi deber, seguí órdenes y ahora estoy acusado. Los policías, en cumplimiento del deber, le hacen frente a la delincuencia con lo que dice el mandato constitucional del artículo 166 de la Constitución. Dentro de las funciones dice que previene y combate la delincuencia. He sido trasparente desde un principio.

¿Al ver su caso cree que algunos policías sienten que la ley los desprotege?
Uno entra al cuerpo a servir a la sociedad pero si el Estado no entrega las herramientas para defender tu vida y la de la sociedad ¿qué hacemos? Lo que me sucede a mí, le sucede a otros oficiales, pero también se puede suceder a la ciudadanía. A nadie le gustaría pasar por esto.

¿Cómo se siente al ver la creciente ola de inseguridad?
Es preocupante ver los índices de delincuencia y ver que muchas veces quien tiene que proteger (la Policía) está en aprietos. El Perú está que se desangra mientras la Policía es arrinconada. Nadie merece ser vejado ni abusado. La delincuencia está por todos lados y la Policía debe actuar pero respaldado por las herramientas que la ley le ofrece. Nosotros estamos a favor de los derechos humanos pero no hay que ser sectarios. La Policía también tiene derechos.