Elizabeth Espino Vásquez: “No maté a mi madre, lo puedo jurar ante Dios”

La joven acusada de parricidio sostuvo que tenía una muy buena relación con la abogada tributarista Elizabeth Vásquez Marín

Elizabeth Espino Vásquez: “No maté a mi madre, lo puedo jurar ante Dios”

Momentos tensos se vivieron en la audiencia de hoy del juicio oral contra Elizabeth Espino Vásquez, acusada de ser la autora intelectual del asesinato de su propia madre, la abogada tributarista Elizabeth Vásquez Marín, en enero del 2010.

La joven tuvo varios desencuentros con el abogado de la parte civil, Mario Amoretti, y tuvo expresiones de incomodidad. Incluso lo acusó de estar “cambiando” su declaración instructiva ante la Policía sobre el día de los hechos, precisamente en el momento en que ella le habría abierto la puerta a Fernando Gonzales Asenjo, su ex enamorado, y Jorge Eduardo Cornejo Ruiz, amigo de ambos. Estos dos jóvenes ya fueron sentenciados.

“Yo no he matado a mi madre. Yo no he participado en la ejecución de mi madre. Y jamás hubiera hecho algo para hacerle daño. Y eso se ha probado en la reconstrucción, en todas las diligencias”, dijo algo exaltada.

La joven aseguró que la relación con su madre era muy buena y que ambas eran unidas. Más adelante, sostuvo estar “cansada”, por lo que pidió que muestren las pruebas de que golpeó a su madre o entregó dinero a alguien.

“No maté a mi madre. No ejecuté a mi madre ni mandé matar a mi madre. Y se lo puedo jurar ante Dios y ante quien sea”, insistió.

DESCALIFICA A SU EX ENAMORADO
Asimismo, restó credibilidad a las declaraciones de Gonzales, que la podrían incriminar. Contra ese joven, su ex pareja, tuvo duras palabras. Lo calificó de “vividor” y “extorsionador” de diferentes chicas, y lo vinculó a las drogas.

Al inicio de la sesión, entregó al juez un lienzo en donde tenía el dibujo de su madre y entregó su diario personal y su agenda telefónica como muestra, según dijo, de la buena relación que mantenía con la abogada. La audiencia se suspendió para el lunes a las 9:30 a.m. a pedido de la defensa de Espino Vásquez con el fin de tener tiempo de preparar su interrogatorio.