Escalofriante: joven esquizofrénica narró la cruel manera en que asesinó a su madre

Una discusión propició el parricidio que ha conmocionado a Lima. Mariella Córdova (29) atacó a su madre con el vaso de una licuadora, le hizo cortes en el cuerpo y luego le prendió fuego

Una absurda discusión desencadenó la ira de Mariella Córdova Ramírez (29), una joven que sufre de esquizofrenia y que el pasado 2 de diciembre atacó y mató a su madre, Ana María Ramírez Gonzales (66), dentro de su casa ubicada en la urbanización Collique, en Comas.

En el testimonio que brindó ante la Policía, y al que tuvo acceso el noticiero “América Noticias”, Mariella Córdova cuenta que el problema ocurrió cuando su madre la sacó de la cama a escobazos pidiéndole que le ayude con las labores de la casa. Esto la fastidió y le lanzó una botella de gaseosa que le impactó en la frente.

Según indicó, este ataque no le causó ningún daño pero Mariella quiso disculparse por lo que había hecho. Como su madre no le respondió cuenta, la joven enfurecida cogió el vaso de vidrio de la licuadora de la casa y golpeó a su madre en la cabeza.

En lugar de socorrerla, Córdova Ramírez se aseguró de que su madre estuviera muerta.

“Me fui corriendo a la cocina y agarré una soga y un cuchillo donde a un costado de su cuerpo estaba la botella rota. Volví a romperla, fue donde le hice el corte en el cuello para que se muera más rápido”, indicó Córdova. Luego contó que tras cometer el crimen se dio una ducha y después volvió a la escena del crimen para prenderle fuego al cadáver.

Mariella Córdova confesó que estuvo escondida en un cementerio durante varios días. Agentes de la Dirincri Comas la capturaron el lunes cuando merodeaba por la casa de uno de sus hermanos, en Independencia.