Eva Bracamonte y Liliana Castro pidieron afrontar proceso en libertad

Las jóvenes, recluidas en el Penal de Mujeres por el crimen de Myriam Fefer, indicaron a través de sendas cartas que el INPE les ha prohibido dar entrevistas a los medios

Las jóvenes Eva Bracamonte y Liliana Castro Mannarelli solicitaron a través de sendas cartas afrontar el proceso penal que se les sigue por presuntamente ser las autoras intelectuales de la muerte de la empresaria Myriam Fefer, madre de la primera.

En las misivas enviadas al programa de TV “A las once empieza la noche”, Bracamonte y Castro, quienes están recluidas en el Penal de Mujeres de Chorrillos, señalan que desde hace seis meses el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) no les permite dar entrevistas a los medios de comunicación.

En ese sentido, consideran estar en desigualdad de condiciones con la parte civil, Ariel Bracamonte, hijo de Fefer, quien las acusa de estar involucradas en la muerte de su madre y de haber contratado al sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina para cometer el homicidio.

Por su parte, la hermana de Castro, Tatiana Castro Mannarelli, indicó que la acusación contra Liliana y Eva se basa en tres indicios que son falsos.

INDICIOS SOBRE EL CASO FEFER
Explicó que el primero de estos factores fue que se señala que su hermana se mudó a la casa de Myriam Fefer en San Isidro un día después de la muerte de la empresaria. “Eso es mentira, ella solo iba los fines de semana a ver a Eva, porque ella trabajaba”, agregó.

Sobre el viaje a Argentina, donde ambas jóvenes le habrían pagado a Trujillo Ospina 5 mil dólares, dijo que en esa fecha el colombiano no estuvo en el país sureño y que en los movimientos bancarios de las sindicadas no figura este dinero.

Finalmente, sostuvo que a su hermana no le regalaron el 50% de las acciones de la empresa Sideral, de propiedad de la madre de Eva, sino que ella compró acciones y que las pagaba en cuotas. “Ella perdió estas acciones al ingresar a la cárcel, ya no las podía pagar y las devolvió”, complementó.

Además, el padre de Liliana Castro, Flavio Castro, afirmó que el proceso contra su hija y Eva Bracamonte está influenciado mediáticamente por la versión de Ariel Bracamonte.

En respuesta, el menor de los Bracamonte Fefer negó esta manifestación y señaló que la familia de Castro Mannarelli desconoce los detalles del juicio de la muerte de su madre.