El ex padre Martín ahora es hermano en una comunidad cristiana

El otrora director del ex Hogar de Cristo predica la palabra de Dios con sus compañeros de Paz y Amor y se siente realizado

Tras su expulsión de la Iglesia Católica, dejó de ser sacerdote para ahora ser el hermano. Y luego del escándalo por el cierre del Hogar de Cristo el año pasado, el cual dirigía, Martín Sánchez se ha reinventado en su fe y actualmente alaba a Dios desde la comunidad cristiana Paz y Amor.

“Ya no soy religioso, ahora soy un confeso de la fe. Ya no me interesa si a algunos les gusta o no cómo hablo o cómo vivo. A mí lo que me interesa ahora es que le guste a Dios cómo hago mi vida en adelante”, confesó el otrora padre, quien añadió que se siente “más que feliz” y “realizado” con esta nueva etapa en su vida.

Sus compañeros en la comunidad cristiana se mostraron contentos con la presencia de Sánchez Terán y coincidieron en que es una bendición, una persona nueva restaurada por Dios. Y él se considera “más firme y más valiente que antes”, además de abierto a una relación de pareja y al matrimonio.

“No he cambiado de religión. Yo no dejaré de amar lo que la Iglesia Católica me dio. Es una fe irrenunciable, es un sello de por vida. Yo he encontrado el nuevo estilo de vida donde ya no mire atrás, no viva de los temores, no viva de las denuncias. Ahora soy soldado de Dios, tengo una doble responsabilidad: amar al país, seguir haciendo obras sociales con responsabilidad”, argumentó Martín en declaraciones al programa de TV “Panorama”.

RECHAZA ACUSACIONES DE LUCRO
Tras rechazar anteriores acusaciones en su contra por supuestamente usar pornografía en el Hogar de Cristo, tener inadecuada conducta con los internos de la institución y hacer uso de los ambientes para fines lucrativos, aclaró su situación con una parte del terreno del albergue ubicado en San Miguel.

Según dijo en declaraciones a “Panorama”, lo recaudado en la administración de dicho terreno perteneciente al Estado sirve para pagar las deudas que le dejaron “los daños del año pasado” a él y al albergue que regentó.

Asimismo, aseguró que si aún sigue viviendo en el inmueble del Inabif con su madre es porque nunca pudo comprar una casa. Cabe destacar que existe un proceso judicial con el Inabif para que el aérea que aún ocupa el ex sacerdote sea parte del Hogar Virgen del Carmen, que alberga a 127 personas.