Falta de ingenieros residentes, una causa de accidentes en obras

Inspectores municipales nunca los encuentran. Municipalidades se oponen a ley que da licencias de forma automática

*Por Beatriz Rejas* Una vez más la falta de medidas de seguridad en las construcciones está en el ojo de la tormenta. La muerte de un vecino de San Borja, el último lunes, producida por la caída de parte de un cerco perimétrico, deja más dudas que certezas sobre si las acciones de fiscalización son las adecuadas y suficientes. Para el ingeniero Fernán Muñoz, decano del Colegio de Ingenieros de Lima (CIL), la falta de medidas de seguridad en las construcciones —que pone en riesgo la vida de obreros y vecinos— no es responsabilidad absoluta de los concejos. “Son las constructoras las que, en muchas ocasiones, para abaratar costos y solo lucrar no contratan al personal idóneo para estos trabajos. A veces solo ponen a supervisar la construcción a un maestro de obras, que no tiene nociones técnicas, cuando esa labor la debe cumplir un profesional”, dijo. Asimismo, precisó que otro problema en las construcciones está en que el ingeniero residente, responsable de la obra y quien debe velar por que esta se ejecute de acuerdo con los planos, no siempre se encuentra cuando se lleva a cabo el proyecto. Las municipalidades de San Isidro, Miraflores, Surco y San Borja señalan este tema como uno de los principales problemas a los que se enfrentan cuando realizan las inspecciones o sucede algún tipo de accidente en determinada obra. “Hasta hace un mes teníamos este problema en forma recurrente, pero hemos sacado una ordenanza que obliga a las constructoras a contar con un profesional responsable en la obra; de lo contrario, se paralizará la edificación y la empresa constructora debe pagar una multa del 30% de una UIT (S/.1.065)”, informó Nancy Ninapaitán, gerenta de Desarrollo Urbano de San Borja. *LICENCIAS AUTOMÁTICAS* Según el Colegio de Ingenieros de Lima, la Ley 29090 de Habilitaciones Urbanas y Edificaciones, que otorga licencias de construcción automáticas para las obras de edificios de hasta cinco pisos, sin la necesidad de realizar una inspección previa al proyecto, también confabula contra la seguridad en las construcciones. “Hay por lo menos 300 edificaciones en Lima que se construyen al amparo de licencias automáticas”, señaló el decano del CIL. De la misma opinión es el gerente de Desarrollo Urbano de Surco, Daniel Muñoz. “Con la norma de licencias automáticas los municipios se encuentran atados de brazos para realizar una real fiscalización en todos los procesos del proyecto “, señaló. Voceros de los concejos de Miraflores y San Isidro dijeron que otro de los problemas de la licencia automática es que impide regular el número de construcciones que pueden hacerse de forma simultánea en un espacio dentro de una zona. “Si se aprueba el proyecto automáticamente, debemos dar la licencia por más que otra obra se realice cerca de la que es materia de permiso. Esa es una queja constante de los vecinos”, indicaron. Eliana Revollar, jefa de la Oficina de Lima de la Defensoría del Pueblo, indicó que desde el año pasado solo 10 quejas ha recibido su entidad de los vecinos referidas a construcciones que afectan sus derechos. “El rol fiscalizador de los concejos debe ser más continuo en las obras para evitar tragedias”, sugirió. *LAS CIFRAS* 300 construcciones se han ejecutado en San Borja de enero del 2008 a la fecha. 754 licencias de obra otorgó el Concejo de Surco entre enero y junio de este año. 889 inspecciones a obras ha realizado el Concejo de San Isidro en lo que va de este año. 75% de proyectos en Miraflores se da con licencia automática.