La feria del libro extraña al parque Kennedy: hoy acaba

Hoy concluye la feria del libro Ricardo Palma organizada en el vértice del museo de la Nación. La asistencia y las ventas son bastante menores a las registradas el año pasado en Miraflores

La feria del libro extraña al parque Kennedy: hoy acaba
Se hizo todo para que su ausencia no se notara pero el Parque Central de Miraflores es irreemplazable. Al menos, para la Feria del Libro Ricardo Palma, que este año "se trasladó":http://elcomercio.pe/impresa/notas/feria-libro-se-muda-san-borja/20091002/349756 al Vértice del Museo de la Nación y tuvo resultados de asistencia y venta bastante menores en comparación con los registrados en la edición pasada. “Ha sido fuerte y marcada la diferencia. El año pasado tuvimos 145 mil visitantes y este año estamos por los 90 mil. Nosotros estamos evaluando eso porque la infraestructura ha estado allí, los expositores, las ofertas”, dice Liliana Minaya, gerenta de la Cámara Peruana del Libro ("CPL":http://www.cpl.org.pe/). La respuesta la sabe perfectamente: “Lo ideal es estar en un lugar donde todo el mundo vaya. Esa dificultad sí se ha notado. Se siente que el entorno no se quiere trasladar. Quienes nos han visitado forman parte de nuestro público cautivo. No hemos logrado captar a ese público que está de paseo siempre en el parque. Eso sí ha afectado, a pesar de que los 90 mil se han ido con un “ferión”. La idea no es alejar la feria, sino acercarla, por eso se repetía anualmente. Pero ese concepto "no lo entiende su alcalde":http://elcomercio.pe/noticia/343435/concejo-miraflorino-dice-que-ofrece-espacio-adecuado-realizacion-feria-libro [Manuel Masías]. Creo que un montón de gente de Miraflores se ha perdido la feria porque no es posible moverse, sobre todo en esta época de tráfico y compras. Es más complicado salir”, se lamenta Minaya. Eso se ha traducido, obviamente, en la cifra de ventas: S/.2’500.000 en los 14 días que duró esta fiesta cultural que tuvo 100 presentaciones de libros. El 2008 se obtuvo en ventas S/.3’350.000. “Las editoriales estarán en un 60% de lo que fueron las ventas en Miraflores. Y eso sí es un poco desalentador porque el sector no ha sido tan golpeado por la crisis”, agrega. Por eso quiere volver a entablar el diálogo con Masías: “Él nunca nos dio la posibilidad de saber qué es lo que quiere, cómo puede ser planteada la feria. No nos dio alternativas. Siempre nuestras conversaciones se iniciaban en enero y febrero. Así que allí estaremos”. Este año el libro más vendido ha sido la reedición de “La palabra del mudo”, de Julio Ramón Ribeyro, y las presentaciones más concurridas las de Daniel F. y Renato Cisneros, así como el concierto de La Mente. Ojalá y el próximo año, el alcalde Manuel Masías atienda a Minaya y compañía y, sobre todo, la escuche.