Fiscal no apelaría resolución que liberó a ex funcionario de San Isidro

Ministerio Público no halla evidencias suficientes contra José González Rosell. Juzgado abrió instrucción con mandato de comparecencia

Fiscal no apelaría resolución que liberó a ex funcionario de San Isidro

EL COMERCIO

La Primera Fiscalía Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Drogas, a cargo de Juan Mendoza Abarca, podría no apelar el mandato de comparecencia dispuesto por el Tercer Juzgado Penal del Callao para procesar en libertad al ex funcionario de la Municipalidad de San Isidro José Carlos González Rosell (58) y a su prima Diana Zoila Otoya Rosell viuda de Ramírez (77) por el hallazgo de 4 kilos de cocaína en una maleta.

Según fuentes vinculadas con la investigación, el Ministerio Público todavía no habría encontrado indicios suficientes para establecer que González o Diana Otoya sean los dueños de la droga, por lo que no sería viable apelar.

El estupefaciente fue descubierto en el aeropuerto el 22 de octubre cuando González iba a viajar a Puno con su pareja, Carolina Liz Vidal Veliz (31) para pasar ahí el cumpleaños de ella.

González ha reiterado que tomó dicha valija de un depósito de la casa de su prima Diana Otoya, donde vivía, sin saber que contenía la droga, y que ya había utilizado dicha maleta en el 2010 durante un viaje que realizó a la ciudad de Trujillo.

“Yo tenía una valija más grande pero necesitaba una de menor tamaño para viajar a Puno por el fin de semana, por eso la tomé”, señaló el ex funcionario al fiscal Juan Mendoza.

Los agentes antidrogas no han encontrado evidencias que demuestren la vinculación de González Rosell con alguna organización que se dedique al tráfico de drogas. Además, el itinerario que iba a realizar no es normalmente usado por las mafias para transportar estupefacientes, señalaron las fuentes consultadas.

MALETA ROTA
Otro detalle que fue tomado en cuenta por la jueza Tatiana Barrientos Cárdenas, al liberar a González, y que es evaluado por el Ministerio Público, es que hay evidencias de que él arrancó pedazos del material que contenía la droga y los dejó como desechos en su habitación, ya que la maleta estaba deteriorada.

Cuando el también ex piloto de la Fuerza Aérea fue detenido en el aeropuerto, avisó a los agentes antidrogas de que en su cuarto había dejado restos del material que rompió de la maleta sin saber lo que contenía.

Los agentes allanaron la vivienda en la urbanización Aurora, Miraflores, y corroboraron lo declarado por el ex funcionario de San Isidro. Los desechos también contenían cocaína.

La jueza Barrientos ha solicitado informes a la policía del Ecuador para saber si el hijo de Diana Otoya, Juan Javier Ramírez Otoya, el supuesto dueño de la maleta –según González– estuvo detenido antes del 2007 por tráfico ilícito de drogas.

Ramírez falleció ahogado en octubre del 2008 cuando fotografiaba a unos tablistas amigos suyos en el balneario de Punta Hermosa, según informaron los medios de esa época.

Otoya está siendo procesada debido a que la maleta con la droga estaba guardada en su casa.

FUERON DESPEDIDOS
El juzgado no ha comprendido en el proceso a la mujer que acompañaba a González cuando fue detenido, Carolina Vidal Véliz, por considerar que no está involucrada. No obstante, ella ha sido despedida del Concejo de San Isidro, al igual que González, tras la intervención.

CLAVES
José González Rosell no puede ofrecer entrevistas porque se lo impide el Tercer Juzgado Penal del Callao.

Ayer fue a rendir una instructiva ante la jueza Tatiana Barrientos Cárdenas en diligencia reservada.

González Rosell, ex mayor de la FAP, tuvo a cargo un escuadrón de aviones y fue administrador de los salones VIP del aeropuerto.

También fue operador de seguridad de Córpac antes de ser subgerente de Servicios a la Ciudad de la Municipalidad de San Isidro.

El mandato de comparecencia dictado contra González Rosell y Diana Otoya Rosell contempla la prohibición de salir del país, entre otras restricciones.