FOTOS: "Volveremos a ser campeones como en el 86", fue el grito en la celebración argentina

Miles de hinchas celebraron en Buenos Aires, donde se paralizó la jornada laboral y escolar. En la sede del Mundial la reacción fue similar

Miles de hinchas argentinos salieron hoy a las calles a festejar la victoria por 4-1 ante Corea del Sur en medio de una fiebre mundialista que paralizó la jornada laboral y escolar durante el partido entre ambos equipos en el Grupo B del Mundial de Sudáfrica.

La mayoría de empresas permitieron a sus empleados seguir el encuentro en sus oficinas o incorporarse más tarde, mientras que todas las escuelas del país instalaron televisores para seguir el partido que, por la diferencia horaria con Sudáfrica, empezó a las 08:30 a.m. hora argentina (6:30 a.m. de Perú).

Los mundiales paralizan por completo al país hasta el punto de que solamente uno de cada diez argentinos no verá ningún partido de la competición, según un estudio de la consultora local TNS.

El próximo encuentro de Argentina será ante Grecia el martes 22 a las 1:30 p.m. (hora peruana). Si la selección albiceleste se clasifica primera de su grupo sólo jugaría un partido más en día laborable, la semifinal del 7 de julio próximo.

Miles de personas disfrutaron también de la victoria de Argentina en las dos pantallas gigantes que instaló la Alcaldía de Buenos Aires en otras tantas plazas de la capital y al grito de “Volveremos a ser campeones como en el 86”, celebraron el triunfo.

Otros hinchas prefirieron seguir el encuentro en las salas de cine que retransmiten todos los partidos de Argentina, a un precio de 60 pesos (unos 15 dólares), y algunos de las demás selecciones a 40 pesos (unos 10 dólares).