Fugas en penales del Perú: estos fueron los casos más sonados

El escape de cinco peligrosos delincuentes, incluidos los asesinos de Luis Choy, fue catalogado como un acto de corrupción por el ministro del Interior, Wilfredo Pedraza

Fugas en penales del Perú: estos fueron los casos más sonados

La fuga de cinco peligrosos delincuentes de la carceleta del penal de Lurigancho puso en evidencia la corrupción y la falta de seguridad en los penales del país. El escape de los cinco delincuentes, entre los que se encuentran el asesino confeso del periodista Luis Choy y la persona que lo contactó para matarlo, nos obliga a recordar algunas de la más sonadas fugas.

[19/2/2012]. Diecisiete reos escaparon del penal de Challapalca, en la frontera entre Tacna y Puno. Ellos huyeron con armamento y vestidos como personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE). Tuvieron la ayuda de personal de seguridad.

[3/2/2008]. Dieciocho presos fugan de la cárcel de Ayabaca. Se sabe que estos reclusos que escaparon se hallaban en el penal por haber cometido delitos de homicidio y tenencia ilegal de armas.

[22/8/2007]. Cinco presos fugan de penal por un forado. Las primeras investigaciones indican que los prófugos habrían escapado por un forado de 50 centímetros que hicieron en la pared de su pabellón, en el centro Penitenciario de San Ignacio, en Cajamarca.

[14/1/1999]. Fugan 20 reos en Iquitos, 15 son narcotraficantes. Tras las investigaciones del caso, las autoridades encontraron un túnel subterráneo que contaba con instalaciones eléctricas y aire acondicionado. El conducto subterráneo daba a una calle ubicada a la espalda del penal.

[22/11/1997]. Siete internos de la cárcel de la provincia de Tayabamba, a 450 kilómetros al noreste de Trujillo, fugan del penal y se llevan dos fusiles AKM.

[9/4/1997]. Trepando las paredes de la Cárcel San Rafael, veinticuatro presos fugan de este penal, ubicado en la ciudad de Jaén, Cajamarca.

[14/6/1993]. Ocho internos, dos acusados de terrorismo y seis de delitos comunes y narcotráfico, fugan del Penal de Huánuco, por un forado abierto en una vieja pared que colinda con la Dirección Departamental de Educación. De ahí traspusieron un muro y alcanzaron la calle.

[27/4/1993]. Ocho internos (cuatro terroristas de Sendero Luminoso y cuatro reos comunes) fugan del penal de Huaraz, tras un ataque terrorista a la parte exterior de la cárcel, que se ubica en el barrio de Huarupampa. Al iniciarse el ataque fue asesinado un policía.

[28/3/1993]. Alrededor de setenta presos, entre terroristas y delincuentes comunes, fugan de la cárcel de Quencoro, ubicada a 10 kilómetros al sur de Cusco, tras producirse la explosión de un camión volquete cargado de dinamita y granadas en las afueras del penal, que dejó cuatro muertos y varios heridos.

[25/10/1991]. 44 reclusos, en su mayoría narcotraficantes (34) y terroristas (6), fugan por un túnel de 35 metros de longitud, que habían abierto en el baño de uno de los pabellones del penal, ubicado en la zona de Huallabamba, a tres kilómetros y medio de Iquitos.

Fuente: Archivo El Comercio