Gregorio Santos afirmó que Ejecutivo "liquidó" labor de los facilitadores

El presidente regional de Cajamarca criticó la ampliación por 30 días del estado de emergencia. Sostuvo que el Gobierno quiere imponer Conga con “una ocupación militar”

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, criticó hoy que el Ejecutivo haya autorizado la ampliación por 30 días del estado de emergencia que rige sobre las provincias de Cajamarca, Celendín y Hualgayoc. La autoridad sostuvo que con esta medida, el Gobierno Central “liquidó” y “pone fin” al esfuerzo hecho por los facilitadores del diálogo.

“Desde mi punto de vista han liquidado el actuar de los llamados facilitadores (los religiosos católicos Gastón Garatea y Miguel Cabrejos)”, afirmó.

En declaraciones a la prensa, Santos dijo que no participará en las próximas reuniones que sostengan monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea con los dirigentes que se oponen a la ejecución del proyecto Conga.

“Ellos tienen toda la independencia de reunirse, pero yo, como presidente regional, no voy a ser utilizado ni por el Gobierno nacional ni por las transnacionales, que dicen que yo soy el único interlocutor válido cuando envían a los sacerdotes”, manifestó.

Agregó que él no le pidió a Garatea intervenir, sino que fue la Defensoría del Pueblo “la que lo envió”.

“No me van a utilizar para seguir ganando tiempo e imponer el proyecto con una ocupación militar. No me voy a prestar a este juego, al que están acostumbradas las transnacionales y, en especial, la empresa Yanacocha”, acotó en declaraciones citadas por RPP.