'Gringasho' recibió ayuda de un ex empleado de 'Maranguita'

La policía aún no identifica al trabajador que entregó las llaves de su celda y su pabellón al sicario para que pudiera huir con 26 jóvenes

'Gringasho' recibió ayuda de un ex empleado de 'Maranguita'

El delincuente juvenil Alexander Pérez Gutiérrez, ‘Gringasho’, recibió ayuda de un ex empleado del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, ‘Maranguita’, para fugar el pasado 31 de diciembre con otros 26 internos.

Ante el fiscal Jorge Sanz Quiroz, de la Fiscalía Penal 57 de Lima, el sicario señaló que el trabajador le proporcionó las llaves para salir de la celda y del pabellón donde estaba recluido. La entrega se habría hecho a través de una visita. La policía todavía investiga la identidad del empleado.

‘Gringasho’ declaró que la noche de la fuga redujo a golpes al encargado de repartir los colchones en el centro [de apellido Velásquez] y luego lo encerró en otro ambiente. Con el camino despejado, el sicario abrió las celdas de otros internos a fin de que escaparan del local.

Según pudo conocer la Dirincri, en la noche de Año Nuevo, cuando se registró el hecho, solo había dos empleados del Poder Judicial en ‘Maranguita’. Uno dejó su puesto para salir a la calle a comprar, mientras que el segundo, el que fue reducido por ‘Gringasho’, se había quedado como el único encargado.

Un auto con unos cómplices provenientes del Callao, con quienes ‘Gringasho’ se había comunicado previamente por teléfono, lo esperaba en las afueras para ayudarlo a fugar. Estos cómplices fueron los que le entregaron la pistola calibre 45 con la que fue capturado.

Con respecto al arma, dijo que la llevaba por dos razones. La primera que señaló fue que el arma era para defenderse. ‘Gringasho’ sabía que su rival, ‘Peluca’, quien también escapó, lo podía buscar para cobrarse una venganza. La otra, según dijo, fue porque dicha arma era para matar a un comerciante que no había pagado una extorsión a su banda Los Malditos de Ríos Seco, en Trujillo.

Uno de los argumentos que dio el joven sicario sobre la razones de su fuga fue el constante maltrato que sufrían los internos de provincias en el centro de readaptación.

CAMBIO DE FISCAL
Fuentes del Ministerio Público dieron a conocer ayer que el fiscal Sanz Condori, que investiga la fuga del juvenil criminal, sería cambiado del caso. Esta medida se habría tomado por haber declarado que ‘Gringasho’ era un joven inteligente y hábil, con base en el interrogatorio que se le hizo al sicario en la comisaría de Cotabambas.