Halloween: organice una ruta en el vecindario para pedir dulces con sus hijos

Revise que las golosinas cuenten con registro sanitario y no estén vencidas. Los disfraces que se usan en esta festividad deben ser de buena calidad

Halloween: organice una ruta en el vecindario para pedir dulces con sus hijos

MILAGROS VERA COLENS

Como es tradicional, en la tarde de hoy cientos de niños y adolescentes saldrán a la calle a pedir dulces a las casas del vecindario. Y para que la Noche de Brujas sea una inolvidable fiesta de alegría, aquí le recomendamos algunas medidas de seguridad para sus hijos.

Lo primero que debe tener en cuenta es elegir a un adulto responsable para que guíe y proteja al grupo de menores en su recorrido. Si los niños son menores de 4 años, es aconsejable que vayan acompañados por una nana o alguien que los atienda exclusivamente.

Procure que el recorrido no se haga muy tarde. “Organice una ruta con sus vecinos de confianza. Que no sea muy extensa, a lo mucho de unas cuantas cuadras. Mientras más padres estén involucrados, mejor y más seguro para los menores”, aconseja Benjamín Cárdenas, gerente regional de Securitas Perú.

El mapa debe incluir las calles donde se ubican las viviendas de vecinos conocidos o comercios registrados.

Recuérdele a su hijo que no debe separarse del grupo, que debe caminar por la acera y estar atento a los semáforos para cruzar las calles. Ayuda mucho que el niño haya memorizado la dirección y el teléfono de casa, por si se desorienta.

Los responsables del circuito deben efectuar conteos permanentes de los menores que participarán en la excursión.

DULCE O TRUCO
No está de más prohibir el consumo de las golosinas que no tengan envoltura, ya que pueden llevar a males estomacales, alergias y otras enfermedades.

Es importante cerciorarse y revisar los dulces recolectados por su hijo. Quédese solo con los que estén embolsados o empacados y cuenten con registro sanitario. Es importante revisar los ingredientes por si el menor es alérgico a alguna de estas golosinas.

Crisólogo Cáceres, presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec), recomienda no consumir las calabazas llenas de dulces que se comercializan en el mercado, pues, según dice, “no cuentan con registro sanitario, son de dudosa procedencia, el plástico puede despintarse y contaminar los dulces que se coloquen en el interior”.

Donde también debe poner atención es en los disfraces y caracterizaciones que planea para esta noche. Si la idea es vestirse de vampiro, olvídese de los colmillos muy baratos, pues es muy probable que contengan pinturas tóxicas, que se contaminen al poner y sacar o que puedan causar heridas con sus bordes filudos.

En cuanto a las máscaras, se debe considerar, además del registro sanitario, que cuenten con orificios nasales para evitar asfixia, que no tengan un olor muy fuerte o que sean tan débiles que puedan romperse y dañar la piel.

Asegúrese de que los usuarios no sean alérgicos al material y que no se trate de artículos con pinturas tóxicas que puedan causar reacciones dérmicas o alergias por inhalación.

En el caso del maquillaje, Aspec advierte que, cuanto más intensos son los colores, la toxicidad es mayor. “Las pinturas y maquillaje deben contar con autorización sanitaria, no se deben comprar secas y, sin son óleos, deben salir fácilmente con el agua”, precisa Cáceres.

Por último, le sugerimos aprovechar esta fecha para compartir en familia. Si tiene niños, disfrute pidiendo dulces con ellos y, si son adolescentes, organice una fiesta para diferentes edades.

CON CUIDADO
EXTRAÑOS ENMASCARADOS
Instruya a sus hijos a fin de que no hablen con extraños durante el recorrido para pedir dulces.


Tags relacionados

familia

seguridad

Halloween