Hermana de capitán PNP asesinada: "Ella no debió ir a buscar a rehenes"

Afirmó que la oficial Nancy Flores Paucar era piloto capacitada por la DEA y que, por ello, solamente debía dedicarse a labores de erradicación del narcotráfico

La hermana de la asesinada capitana PNP Nancy Flores Paucar afirmó esta mañana que la oficial no debió ser destacada en la operación de búsqueda de los 36 rehenes de este grupo terrorista.

En diálogo con el noticiero “Abre los ojos”, Natali Flores dijo que la capitana victimada pertenecía a la Policía Aérea y que fue capacitada por la DEA exclusivamente para apoyar en la “erradicación del narcotráfico”.

“Ella trabajaba para la DEA en la erradicación del narcotráfico. Ella no tenía que estar apoyando ahí en el secuestro. Esto ha sido algo improvisado, ya que en la búsqueda de los rehenes debió estar a cargo de un servicio de inteligencia. No tenían por qué haber enviado a una piloto de manera improvisada”, manifestó.

Agregó que la operación de seguimiento a los terroristas que mantienen cautivos a 36 colaboradores del proyecto Camisea debe estar a cargo del Ejército y no de la Policía. “Mi hermana era una piloto capacitada y pagada por la DEA. Solamente debía preocuparse por la erradicación del narcotráfico”, dijo.

Natali Flores también dijo que desde el mes de enero su hermana no recibía sus viáticos por parte de la Policía Nacional.

Los padres de la capitana prefirieron guardar silencio y le pidieron a los medios de comunicación respetar y comprender el dolor que sienten tras el asesinato de una de sus hijas.

¿QUIÉN ERA LA CAPITÁN?
Alegre, compenetrada con su institución, hace pocos días se había comprado un carro. Así era la vida de Nancy Flores Páucar, una de las 12 mujeres que manejan helicópteros de la Policía Nacional, que ayer fue asesinada por narcoterroristas mientras copiloteaba una nave UH-1H2 en el Cusco.

Nació en Lima, el 14 de julio de 1979. Estudió la secundaria en el Colegio Santo Domingo de Guzmán (1991-1995) y luego ingresó a la Escuela de Oficiales de la PNP y siguió estudios de pilotaje en Fort Rucker (Alabama, Estados Unidos). Su promoción, la del año 2000, se llamó Excelencia.

La capitán vivía en La Molina con sus papás, Emilio Flores Ortiz y Julia Paucar Palomino, y su hermana mayor, Natali.

Manejaba helicópteros UH-1H, donados por la Embajada de EE.UU. para la lucha antidrogas, y tenía unas 1.100 horas de vuelo. Además, había piloteado aeronaves BO para patrullar playas. Antes fue escolta del presidente Alejandro Toledo.

“Ella estaba allí porque hacía el mismo trabajo de los hombres”, contó conmovido un oficial PNP.