En el Hogar de Cristo del Rímac se vendía la comida destinada a los ancianos

Además, el Inabif, que asumió la administración de este local y el de San Miguel, halló una deuda de 50 mil soles por arbitrios, a pesar de haber donado a la obra de Martín Sánchez casi 6 millones de soles

Martín Sánchez Terán ha perdido la administración de los albergues del Rímac (Hospedería El Milagro) y San Miguel, pero no ve cercano el final del escándalo que alrededor de su obra se viene dando.

Un informe de Reporte Semanal entrevistó a una voluntaria, Stephany, quien declaró que en el local del Rímac, en 2007, se vendían al público, a diario, raciones de comida, mismas que salían de las ollas de las que comían los ancianos que hoy están bajo la tutela del Programa Nacional Integral para el Bienestar Familiar (Inabif).

El Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa) desde 2006 proveía al Hogar de Cristo de alimentos. Para el Rímac, se destinaba a diario 200 raciones; sin embargo, tras la intervención del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), solo halló a 35 pacientes al interior del local.

Según la misma voluntaria, los ancianos se hacían cargo de sí mismos, ante el déficit de personal especializado y de medicinas.

LA DEUDA DEL HOGAR DE CRISTO
A pesar de que el Inabif ha donado a la obra de Sánchez más de S/.5’800 mil desde 1996, cuando se firmó el primer convenio interinstitucional, el ente del Mimdes ha asumido una deuda del Hogar de Cristo con la Municipalidad de San Miguel: cerca de S/.50 mil por arbitrios impagos.

Ello, aún cuando en dicho local se cobraba por el alquiler de canchas
deportivas, playa de estacionamiento, panaderías y gimnasios.

Según dijo Sánchez a la revista Somos, este dinero seguirá siendo percibido por él y lo encauzará a otros proyectos. Entre estos, la inauguración de otros tres hogares, ya que a la luz de la intervención del Mimdes, dice Sánchez, empresas privadas le han ofrecido tres inmuebles para continuar su trabajo.