Hombre que disparó en iglesia padece esquizofrenia, dice su familia

La policía levantó cinco cargos contra Gerson Urrutia, quien entró armado a la capilla El Sagrario. Sin embargo, podría ser declarado inimputable

Hombre que disparó en iglesia padece esquizofrenia, dice su familia

Gerson Urrutia Machuca (31), quien el sábado interrumpió una boda en la parroquia El Sagrario y amenazó a más de 150 asistentes con una pistola, padece de esquizofrenia, señalaron ayer sus familiares. Según ellos, él fue internado hace ocho años en el Instituto Nacional de Salud Mental y en la actualidad toma medicinas para su enfermedad.

A las 7:40 p.m. del sábado, Urrutia irrumpió en el templo situado al costado de la Catedral de Lima, disparó al aire, tomó de rehén a un sacerdote y amenazó con explotar una bomba. Diez minutos después, arrojó su arma y fue capturado por la policía.

Jessy Romero, prima de Urrutia, manifestó ayer que él ha padecido problemas mentales desde hace varios años. “Su comportamiento era agresivo, incluso con la familia. Siempre despotricaba contra la Iglesia Católica debido a que fue criado con evangélicos”, dijo la mujer.

Los familiares sostuvieron que Urrutia no tiene esposa ni hijos. Él trabaja como carpintero en Huancayo y administra dos talleres en esa ciudad. “Gerson llegó a Lima hace un mes y vivía con su hermana en El Agustino. No sabemos si sigue con su tratamiento”, dijo otra prima.

Ni el Arzobispado de Lima ni la pareja que celebraba su matrimonio en el templo quisieron dar declaraciones.

PODRÍA SER INIMPUTABLE
Urrutia fue interrogado ayer en la sede de la Divincri Centro y por la tarde fue trasladado a la carceleta del Ministerio Público, en el Cercado. A su salida, dijo que no se arrepentía de nada y que planeó su amenaza hace seis meses.

La policía levantó cinco cargos contra él: tentativa de homicidio, delito contra la seguridad pública, tenencia ilegal de armas de fuego, peligro común y daños contra el patrimonio cultural.

El abogado penalista Luis Lamas señaló que el más grave de estos delitos es la tentativa de homicidio. “Si Urrutia es hallado culpable, puede recibir hasta 15 años de prisión”, agregó. No obstante, Urrutia podría demostrar ante el Poder Judicial que sufre de esquizofrenia para ser declarado inimputable, según el letrado.