Huánuco: paro de transportistas ocasionó el cierre de negocios y colegios

También hubo bloqueos de carreteras y manifestaciones con quema de ‘ataúdes’ con el nombre del presidente de la República

El paro de 72 horas acatado desde hoy por los transportistas de Huánuco generó hoy el cierre de grifos, mercados, bloqueo de algunas carreteras y hasta suspensión de clases en universidades de esa región.

Según señaló el coordinador de la Comisión de Vigilancia y Fiscalización de la Carretera Central, Víctor Zevallos Matos, el paro fue acatado en su totalidad desde Pucallpa, Tingo María, Huánuco, Ambo y Cerro de Pasco.

Asimismo, el colaborador del diario El Comercio en la zona, Esteban Soriano, reportó que la vía entre Huánuco y el aeropuerto de esa ciudad permaneció obstaculizada por manifestantes. Además que no expendió combustible ni pasajes interprovinciales.

Los transportistas en pie de lucha pidieron al primer ministro, Juan Jiménez Mayor, y al ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, que cesen en sus funciones al jefe de Provías Nacional, Raúl Torres, y al jefe zonal de Huánuco, Abel Ticllacuri, quienes contrataron hace tres años a Conalvías para reparar la Carretera Central. Por ese trabajo, la empresa recibió un monto de 163 millones de soles hasta el 2012, cuando fue culminada la obra.

Los manifestantes argumentaron que debido a la mala calidad de la obra y los materiales empleados, miles de unidades particulares así como de transporte interprovincial de pasajeros y carga pesada, resultaron deteriorados. “La Carretera Central está destrozada desde Chicrín, Huariaca (Pasco), Salcachupán, San Rafael, Tomayquichua y Ambo (Ambo), Así como Vichaycoto, Andabamba, Cayhuayna (Huánuco), y en el último tramo entre Huánuco, La Esperanza, los distritos de Santa María del Valle, Chinchao, hasta la ciudad de Tingo María”, denunciaron.

“NO HABRÁ CLASES
El Gobierno Regional de Huánuco, a través de un comunicado, dio a conocer que en las Ugel de Huánuco, Ambo y Leoncio Prado (Tingo María), se suspendieron las labores educativas durante las 72 horas del paro, “en salvaguarda de la integridad física y psicológica de los estudiantes”.