Huánuco: policía destruyó dos laboratorios clandestinos de PBC

Las pozas de maceración fueron ubicadas en los sectores de Nueva Delia y Cuyacu, en el distrito de Monzón, provincia de Huamalíes

EDGARDO PANDURO
El Comercio

Los ríos Monzón y Huallaga continúan siendo contaminados por los residuos químicos provenientes de las decenas de laboratorios clandestinos que se encuentran en el valle del Monzón, en donde la policía antidrogas ubicó nuevas pozas de maceración instaladas a las orillas de los riachuelos y quebradas que dan a los mencionados ríos, matando la vida en las aguas.

A orillas del río Cuyacu, afluente del río Monzón y este del Huallaga, fueron hallados dos laboratorios de droga en los sectores de Nueva Delia y Cuyacu, distrito de Monzón, provincia de Huamalíes, Huánuco. Los megalaboratorios de procesamiento de la hoja de coca en pasta básica de cocaína tienen varios años de antigüedad, según los especialistas, pudiéndose observar grandes cantidades de detritus (hojas ya extraídas el alcaloide), y dan a los ríos del valle junto con los residuos químicos que ponen en peligro la salud humana, así como las de animales y especies hidrobiológicas.

Con cuatro helicópteros UH 2H, personal del Grupo de Operaciones Antidrogas Tácticos en Jungla (GOATJ) y de la División de Operaciones Especiales Antidrogas (Divioead), bajo el mando del comandante PNP Jhonel Castillo Mendieta y la participación del fiscal antidrogas William Meneses Gomero, se desplazaron hasta el valle del Monzón.

Ello, luego de informes de inteligencia que dieron cuenta de la presencia de los narcotraficantes conocidos con los alias de “Héctor”, “Grober”, “Alberto” y “Negro Brandan”, quienes venían acopiando PBC e insumos químicos fiscalizados para la elaboración de la droga en laboratorios rústicos (pozas de maceración de coca), instaladas a orillas del rio en los sectores de Nueva Delia y Cuyacu.

TONELADA DE ÁCIDO SULFÚRICO
El personal policial bajó de los helicópteros en zonas accidentadas para luego emprender caminatas por espacio de 30 minutos, hallando un centro de acopio de IQF (ácido sulfúrico) con un peso aproximado de una tonelada, el cual se encontraba dentro de unas 20 galoneras plásticas de diversos colores.

También se encontraron dos laboratorios rústicos (pozas de maceración de coca) de producción de pasta básica de cocaína con 150 arrobas de hoja de coca, las cuales fueron destruidas junto a los insumos químicos con el uso de explosivos.

Entre los insumos destruidos también había una mezcla de petróleo y gasolina, con la que sacan kerosene y cal, así como una motobomba para abastecerse de agua de las quebradas para las pozas de maceración.

Los narcotraficantes no pudieron ser capturados ya que huyeron al escuchar el sonido de los helicópteros.

El jefe de la Divioead Tingo María, coronel PNP Alexis Bahamonde Chumpitaz, dijo que con este operativo se neutralizó la producción de cerca de cien kilos de PBC y reafirmó los operativos en la lucha contra el tráfico de drogas en el Alto Huallaga y su zona de operaciones.


Tags relacionados

Sepres

PBC

Huánuco

Valle del Monzón