Identifican a cabecillas de venta de repuestos robados en San Jacinto

La PNP ha detectado a receptores que negocian con ladrones de autos. En San Luis venta ilícita continúa. Formales piden no ser confundidos.

En Los Aros, Parabrisas, Embrague y Los Frenos, calles con singulares nombres que se ubican en el centro de venta de repuestos robados conocido como San Jacinto, el negocio no se detiene. El ofrecimiento de piezas obtenidas ilegalmente es a plena luz del día, aunque en menor volumen que hace tres semanas, cuando la policía ingresó y decomisó toneladas de repuestos. Pero al entrar a "San Jacinto":http://www.elcomercio.com.pe/impresa/notas/ley-llega-san-jacinto/20090312/257816 aún se percibe la desconfianza de los comerciantes, pues detrás de cualquier comprador podría esconderse un agente de inteligencia. “Desde el 2006 no se había dado un golpe de esa naturaleza, pues se intervino los almacenes utilizados por los cabecillas de la receptación de productos robados. Fue un trabajo de seguimiento de un mes”, señala el comandante Juan Arana Pomar, jefe de investigaciones de la División de Investigación de Robo de Vehículos (Dirove). *PECES GORDOS* En reportajes anteriores, este Diario dio a conocer que uno de los detenidos en dicha operación fue Miguel Ángel Marmolejo Rosales (25), quien junto a su hermano Nick y otros parientes figuran en atestados policiales. La PNP confirmó que ambos forman parte de uno de los clanes dedicados a la venta de repuestos robados. La Fiscalía Provincial Penal 35 de Lima, a cargo de Carmen Begazo, ya tiene el caso en sus manos y está culminando las indagaciones para formalizar la denuncia ante el Poder Judicial. Pero Miguel Ángel Marmolejo no es el único en la mira. El Comercio accedió al atestado policial en el que también se da cuenta de la captura de Eva Doris Gomero Cristóbal, quien laboraba en el puesto del buscado receptador Agripino Tarazona Jara “El Tigre”. Según información de inteligencia, él administra una tienda en el pasaje El Embrague, donde semanalmente recibe hasta cinco vehículos robados para ser desmantelados. Además de ellos, la PNP ha identificado como cabecillas de la receptación a Saúl Torres Alcócer o Bruce Godofredo Torres “Chato Bruce”, dedicado a la venta de motores y computadoras de vehículos; Adolfo Guerrero Arriarán “Huaycán”, dueño de uno de los nueve almacenes allanados por la PNP en la última operación; también están los seguidores de Edelmira Ramos Enríquez (42) “Chola Edelmira”, encarcelada por extorsionar a los dueños de los vehículos robados con la falsa promesa de devolvérselos tras el pago de una recompensa. Según la Dirove, estos sujetos junto a otros conocidos como “Marcial”, “Tabi”, “Gordo Richard”, entre varios cuyos nombres no fueron dados a conocer, continúan manejando la comercialización de piezas robadas en San Jacinto. “Ellos son quienes contactan a las bandas (unas 35 aproximadamente en Lima) que roban vehículos”, aseguró personal de la PNP que ya está tras los pasos de estos sujetos. *NO TODO ES INFORMAL* Solo durante el 2008 los delincuentes se apropiaron de 7.330 autos, cifra superior en 24.6% a la del año anterior, en que se registraron 5.879 robos de este tipo. En Lima existen doce zonas donde se comercializan repuestos robados que, en algunos casos, fueron obtenidos a costa de la vida del conductor. Pero en San Jacinto no todo "lo que se vende es ilegal":http://www.elcomercio.com.pe/impresa/notas/robo-seformaliza-san-jacinto/20090309/256383 . Alejandrina Arquinigo Mendoza preside una asociación que reúne a 160 comerciantes, los cuales, asegura, importan sus productos de Japón, tienen licencia de funcionamiento en la Municipalidad de San Luis, permiso de Defensa Civil y tributan a la Sunat. “Cuando se refieren a San Jacinto nos meten a todos en un solo saco. Hay un grupo que subarrienda puestos y acapara piezas ilícitas. Ellos dan esa imagen”, dice. La asociación coordinará con el Concejo de San Luis la instalación de cámaras de vigilancia y pedirá el cambio de los guachimanes, pues dice que se coluden con los delincuentes.