Coco Glenni: "Todas las noches rezo para que Marco Antonio me perdone”

El asesino del estilista dijo desde prisión que le angustia la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua. Dijo que no quiso matarlo

Jorge Glenni, el asesino confeso del estilista Marco Antonio, aseguró que nunca tuvo la intención de acabar con la vida del peluquero de las estrellas, que está profundamente arrepentido por el cruel asesinato que estremeció al país en julio del año pasado y que le angustia la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua.

“Él era un gran amigo para mí, era una persona que me dio su apoyo y que me dio trabajo. Estuvimos juntos”, dijo desde prisión al recordar a su ex pareja y víctima. “Fue un momento de angustia (…) yo fui a su casa a pedirle prestado dinero porque mi hijo estaba mal”, indicó al recordar nuevamente el momento en que cegó la vida del estilista junto a dos cómplices.

“Yo quería salvar a mi hijo que estaba muy mal, con una infección en el estómago. Yo solamente quería dinero para que mi hijo mejore. Mis papás son de bajos recursos. Mi vida ha sido dura”, indicó con una expresión lánguida en un adelanto de la entrevista que emitirá mañana el programa de TV ‘Mil disculpas’ que conducirá Carlos Cacho.

Glenni Ponce (22) manifestó su angustia al recordársele que la Fiscalía ha pedido para él la pena de prisión perpetua por su delito. “¿Cómo crees que me siento yo ante eso? Todas las noches le pido disculpas al Señor para que Marco Antonio me perdone por lo que he hecho. Le he pedido disculpas todas noches. Gracias a Dios, él también me escucha. Marco Antonio sabe perfectamente que yo no lo quise hacer. Él, Dios y yo sabemos que no quise hacer”, apuntó.

CRUEL ASESINATO
Días después de haber sido arrestado, Jorge Glenni confesó ante la Policía que mientras ahorcaba al estilista, le dijo que solo iba a “agarrar” (robar) algunas cosas y que luego se retiraba; pero que ante los gritos de Gallego Gonzales éste continuó apretando hasta que se le pasó la mano y lo mató. Previamente lo había atado de manos y colocado una bolsa de plásticos en la cabeza.

“A mí se me pasó la mano, yo no quise matarlo. Fue un error, yo no lo quise hacer. Estaba tan nervisoo que no pude medir mis fuerzas. Espero que me perdone también la familia”, indicó nuevamente durante la entrevista.