Una joyita: chofer del Metropolitano que atropelló a ciclista tiene 90 infracciones de tránsito

Según la página web del Servicio de Administración Tributaria de Lima, Otoniel Montaño Bendezú ha sido multado en varias ocasiones por faltas, que en su mayoría son graves y muy graves

Al parecer la Municipalidad de Lima no sabe a qué tipo de choferes contrata, ya que Otoniel Montaño Bendezu, chofer que conducía el bus del Metropolitano que atropelló ayer a un ciclista en Barranco, tiene nada menos que 90 faltas.

Estas infracciones han sido cometidas por Montaño Bendezu durante los últimos 10 años, es decir, que cada 12 meses registraba una media de 10 faltas. Del total de estas, 42 fueron leves, 40 graves y 8 muy graves.

El presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, indicó a elcomercio.pe que este tipo de casos de da porque la selección de los choferes para el Metropolitano no fue la adecuada y a los postulantes no se les exigen tener una licencia A3 (profesional).

“Según tengo entendido el primer grupo de choferes recibió una capacitación de un mes mientras que los demás fueron preparados por unos días. Lo ayer es consecuencia de eso”, agregó.

RESPONSABILIDAD COMPARTIDA
Para Quispe Candia la responsabilidad del atropello no solo recae en el chofer, puesto que hay que tomar en cuenta a todos los actores y determinar en qué tipo de situación se dio.

“Hay varias versiones que dicen que el joven en bicicleta circulaba por un lugar que no le correspondía y de acuerdo a unos testigos iba en sentido contrario. Por otra parte, hay responsabilidad del policía de tránsito que dio pase al ciclista; de acuerdo al reglamento, la autoridad del agente prevalece sobre las luces del semáforo, pero cuando los policías son quienes dirigen el tránsito en una zona semaforizada se debe apagar las luces”, explicó en comunicación telefónica.

LAS FALTAS
Elcomercio.pe hizo una lista de las faltas más graves que cometió Montaño Bendezu en los últimos años:

2001: No respetar las señales que rigen el tránsito (B-09/ Muy grave).

2002: Conducir un vehículo con mayor número de personas de las que van sentadas en los asientos diseñados de fábrica, con excepción de las modalidades del transporte provincial regular de personas en que se permita el transporte de personas a pie (T05/ Muy grave).

2003: Desobedecer las indicaciones del efectivo de la Policía Nacional asignado al control del tránsito (B-08/ Muy grave).

2006: Conducir vehículos sin cumplir con las restricciones que consigna su licencia de conducir (C-07/ Muy grave).

2008: No corresponder los datos consignados en la tarjeta de identificación vehicular con los del vehículo (F-06/ Muy grave).

2008: No utilizar el carril derecho para recoger o dejar pasajeros o carga (C-17/ Muy grave)

2009: Conducir un vehículo que no cuenta con las luces y dispositivos retrorreflectivos previstos en los reglamentos pertinentes (C-22/ Grave)

MUNICIPALIDAD NO RESPONDIÓ
La redacción de este diario trató de comunicarse con representantes de la Municipalidad de Lima, pero todos nuestros intentos fueron infructuosos.