¿Los jugadores de Corea del Norte irán a prisión por perder 7-0 con Portugal?

Varios futbolistas que perdieron en 1966 contra Inglaterra fueron a prisión según un jugador de esa época. Un seleccionado actual, bajo vigilancia, dijo que no los castigarán

¿Los jugadores de Corea del Norte irán a prisión por perder 7-0 con Portugal?

Vigilado de cerca por el portavoz del equipo, el norcoreano An Yong Hak aseguró hoy que no les espera ningún castigo en su país por la goleada por 7-0 que recibieron hoy ante Portugal.

“Solo es un partido más, no hay este tipo de cosas. No hay castigo”, dijo An Yong Hak, jugador del Omiya Ardija japonés, uno de los tres únicos futbolistas que actúan en el exterior en el conjunto norcoreano y que fue titular en la estrepitosa caída ante Cristiano Ronaldo y compañía.

PRISIÓN POR UNA DERROTA
El equipo asiático recibió hoy en Ciudad del Cabo la mayor goleada del Mundial de Sudáfrica hasta el momento, y lo hizo frente al mismo equipo que los eliminó hace 44 años en Inglaterra, en su primera participación mundialista. Entonces, los norcoreanos desperdiciaron una ventaja de 3-0 para acabar perdiendo por 5-3 en los cuartos de final ante el Portugal de Eusebio.

Varios jugadores norcoreanos de aquella época pasaron años en una prisión denominada Yoduk, según reveló uno de los miembros de ese equipo, Pak Seung Jin. Se dice que fue un castigo por la ventaja desperdiciada ante los portugueses y varias víctimas de aquel establecimiento aseguraron que había que comer “cualquier cosa que se arrastre o vuele” para sobrevivir.

La comunista Corea del Norte es uno de los países más herméticos del mundo y su equipo de fútbol es un fiel reflejo de lo que sucede en la nación liderada por Kim Jong Il.

Sólo An y Jong Tae Se, el ‘Rooney asiático’, quien juega en el Kawasaki Frontale japonés, hablaron hoy con los medios, además del técnico, Kim Jong Hun. El resto de jugadores atravesaron en fila, sin detenerse, la zona dedicada a entrevistas en el estadio Green Point.

An, que justificó la derrota por la “falta de concentración”, estuvo acompañado en todo momento por el jefe de prensa de la selección. “Muchos compatriotas estarán decepcionados”, dijo el centrocampista. “Pero siempre hay otra oportunidad”.