July Naters negó vínculo con corrupción en cárcel de Eva Bracamonte

La productora de TV asegura que están sacados de contexto sus diálogos telefónicos con la hija de la fallecida Myriam Fefer, a quien dijo no abandonará

Según un informe propalado ayer en el programa de TV “Domingo al día”, la interceptación a las conversaciones telefónicas de Eva Bracamonte, presa en el Penal de Mujeres de Chorrillos, reveló que July Naters fue una de las personas que conversó con la acusada de ser la autora intelectual del asesinato de la empresaria judía Myriam Fefer.

En el informe, se desprende que Naters tendría conocimiento de los actos de corrupción que se estuvieron suscitando en el recinto penitenciario a favor de Eva.

Sin embargo, aunque la productora de televisión aceptó que es amiga de Bracamonte Fefer, dijo que solo reconoce parte de algunos diálogos ‘chuponeados’ en junio; pero descartó que tenga que ver algo con actos de corrupción imputados a la procesada.

Recordó que acudió a Eva el 2010, porque le pareció interesante conocerla para alimentar un personaje de la película que está preparando, y que desde entonces, entablaron una amistad. Afirmó que habló con ella de distintos temas como su infancia, su hogar y también sobre su caso. Sin embargo, consideró que lo que se ha hecho con los audios es un “combinado” que se ha sacado de contexto.

“Yo sé quién soy y yo sé qué es lo que he hablado. Y no quiero decir que me indigno, qué se yo. No entiendo por qué hacen esto y sí puedo garantizarle a todo mi público, a todas las personas que conocen mi trabajo […] sí, eso está cortado, eso está empalmado. No sé de dónde viene, pero eso de ninguna manera es lo que yo he hablado”, aseguró.

“NO VOY A ABANDONAR A EVA”
También reconoció que conocía que era incorrecto que Eva Bracamonte tuviera acceso a un teléfono celular; pero justificó esto aduciendo que accedió a comunicarse con ella, porque es su amiga y la necesitaba.

“Aunque esto me cueste la crítica de un montón de gente, yo, como amiga, no le voy a colgar el teléfono”, manifestó añadiendo luego que no se alejará de Eva, pero que “nunca sería amiga de una asesina”.

“No voy a abandonar a Eva ni a Liliana, creo en ellas. Y si esto me cuesta que la gente diga qué se yo, me compro el moco. Cada detalle que veo alrededor de esto, me hace creer en ellas. No me hace sentir nada negativo con su hermano”, concluyó finalmente.