La Libertad: dos muertos en desalojo de mineros informales en Pataz

La policía realizó una operación por un mandato judicial contra 500 trabajadores que el consorcio minero Horizonte denunció como invasores de la mina La Bonita

La Libertad: dos muertos en desalojo de mineros informales en Pataz

Esta madrugada, alrededor de 200 agentes de la División de Operaciones Especiales (Dinoes) de La Libertad llegaron a la mina La Bonita, en el distrito de Parcoy, provincia de Pataz, para desalojar a 500 mineros informales, lo que terminó en un enfrentamiento que ha dejado dos muertos y varios heridos hasta el momento.

La operación comenzó a las 4 a.m., cuando la policía llegó al terreno de 2 kilómetros donde trabaja el consorcio minero Horizonte, solo para ser recibidos por mineros armados de palos, piedras y petardos de dinamita, según informó el jefe de la Dirección Territorial de la Policía de la región, Roger Torres.

El choque entre manifestantes y policía dejó dos trabajadores muertos, así como dos heridos, dos detenidos y otros cinco agentes lesionados. Estos últimos son Elías Ramos Gutiérrez, Atilio Cruz Ari, Juan Pérez Cachique, Jonathan Munaya Cuya y Jesús Barrantes Vivanco, quien terminó con la mandíbula destrozada.

El corresponsal de El Comercio en la zona, Luis Puell, detalló que los fallecidos fueron identificados como Joel Rufino Mendoza Gavidia, de 19 años, y Olser Joel Fernández Pizán.

La información del primer fallecido fue confirmada por el gobernador de Parcoy, Luis Velesmoro Araujo, quien también detalló que murió por herida de bala. La segunda víctima, que falleció camino a Trujillo, fue identificada por el asesor legal de los mineros, Adolfo Valverde.

Sin embargo, el coronel Torres aseguró que Joel Mendoza Gavidia murió por la explosión de una petarda que iba a ser usada contra la policía.

La Fiscalía de Callabamba ha enviado representantes al lugar para proceder con el levantamiento del cadáver y dar paso a la investigación de su muerte, mientras que la policía permanece en la mina para seguir intentando terminar el desalojo.