Limeños festejaron el Día del Padre visitando los cementerios de la capital

Algunos lo hicieron con una oración al pie de la tumba de sus familiares, otros prefirieron recordarlos con un vaso de cerveza

(Andina). Como ya es tradición, miles de personas acudieron hoy domingo, Día del Padre, a diferentes cementerios de Lima, como El Ángel y El Sauce, para visitar las tumbas de sus progenitores, elevar una plegaria y recordarlos con cariños en este día especial. Tal fue el caso del camposanto El Ángel, en Barrios Altos, en cuyos exteriores la gente compraba masivamente claveles, crestas de gallo y gladiolas, para depositarlas a modo de obsequio en el sepulcro de sus seres queridos. Desde el ingreso a este popular cementerio se podía advertir el tumulto de gente reunido en un obelisco con punta de cruz, conocido como “el Santo Sepulcro”, donde se rendía homenaje a los padres fallecidos. Luego de cruzar las tumbas de célebres personajes como Luis Banchero Rossi, Honorio Delgado y Ramiro Prialé, la multitud recorría los diferentes pabellones para visitar a otros familiares muertos. “Mi padre murió hace dos años, pero estas son cosas de la vida. Ahora sólo es cuestión de seguir adelante y no mirar atrás”, comentaba Berta Escama, quien se encontraba frente a la tumba de su padre, Jesús. El ambiente fue similar en el cementerio El Sauce, en San Juan de Lurigancho, el cual, a diferencia de El Ángel, congregó a personas que prefirieron celebrar el Día del Padre bebiendo cerveza. “Es una costumbre. Hoy nuestro padre está con nosotros y por eso ‘chupamos’ unas cuantas ‘chelas’ con él. No nos importa lo mal pensados que puedan ser los demás”, comentaba Ángel Huamán, mientras colocaba una botella de cerveza sobre la tumba de su progenitor. Finalmente, en este cementerio se escuchaban los acordes de violines y guitarras de personas que voluntariamente se ofrecían a tocar en homenaje a los padres fallecidos.

Tags relacionados

Cementerios

Día del Padre