Los limeños prefieren hacer deporte en losas

Casi la mitad de los habitantes de la ciudad realiza actividad física. En los sectores A y B se percibe falta de espacios adecuados

Los limeños prefieren hacer deporte en losas
*Por Andrés Flores* La arena revoloteada por el viento no impide que Jesús Taboada juegue todas las tardes una “pichanguita” en la precaria losa del A.H. Bernardo Alcedo, en Villa María del Triunfo. En mejores condiciones, Eduardo Oré pasa también sus tardes practicando fulbito en las losas del Polideportivo Limatambo de San Borja. Ambos forman parte del 60% de limeños que hace deporte y utiliza una losa para esta actividad, según reveló una encuesta de *El Comercio* elaborada en noviembre pasado por *Ipsos Apoyo*. Según el sociólogo Aldo Panfichi, las losas se han convertido en el nuevo centro de la vida social de los barrios de Lima. “No solo son lugares de recreación, allí también se produce la sociabilidad, la competencia y, en barrios populares, son espacios para el comercio en pequeña escala”, sostiene el especialista. Alejandro Fajardo, poblador de 68 años del A.H. Bernardo Alcedo, resume así la vida en las losas: “Los domingos aquí jugamos campeonatos entre barrios, se vende cerveza o chicha como refresco y no falta el cebichito o el arroz con pollo”. En Lima hay 1.075 instalaciones deportivas administradas por los concejos distritales, de las cuales el 70% lo constituyen losas deportivas (762), según el último Registro Nacional de Municipalidades del INEI (2008). Los distritos que cuentan con más espacios de este tipo son Comas (130), San Martín de Porres (120), Puente Piedra (83) y, en el tope de la lista, diversos distritos de los conos norte y sur. Para Panfichi, la encuesta confirmó que los pobladores de los sectores D y E son los que más las utilizan (72% y 90%, respectivamente), mientras que su uso se reduce considerablemente en los sectores A y B (34% y 54%). “El poblador de zonas marginales siente que una losa en su barrio es desarrollo. Además, construirlas aumenta la popularidad de los alcaldes”, añade. *FALTAN MEJORES ESPACIOS* El estudio también indicó que, si bien el 47% del total de encuestados cree que Lima tiene espacios adecuados para hacer deporte, en los niveles socioeconómicos más altos existe insatisfacción por los espacios deportivos de la ciudad (el 62% del A y el 63% del B creen que no son adecuados). “Como también indica el estudio, estos sectores hacen deporte en otros espacios, como clubes o gimnasios, que son poco promovidos por las municipalidades”, agrega Panfichi. Silvia Pérez, especialista de la asociación deportiva Muévete Católica, consideró que en Lima no existe una promoción por la creación de clubes, gimnasios u otros espacios de deportes múltiples porque existe poca demanda por las prácticas deportivas que no sean fútbol y vóley. Precisamente, del 49% de limeños que respondió que practica algún deporte, el 57% eligió el fútbol, un 28% prefirió el vóley y un 10% el básquet. El resto de deportes aparece en cifras que no alcanzan el 10%. *LA DEMANDA DEL FÚTBOL* En el Complejo Polideportivo de Limatambo, la Municipalidad de San Borja no solo ofrece a sus vecinos canchas y losas de fútbol, también hay espacios para vóley, gimnasia, trote y artes marciales, entre otros deportes. “Yo vengo a este complejo con mi hijo desde San Miguel. Aquí encuentro canchas de básquet y a otras personas que también practican este juego”, señala José Paredes (40). De las 5 mil personas que, en promedio, acuden a este lugar durante la semana, la mitad acude para jugar fútbol y un 30% para practicar vóley, revela José Carlos Carvajal, jefe del Área de Recreación y Deporte del Concejo de San Borja. Omar Higaonna, coordinador de Actividades Deportivas de la Asociación Estadio La Unión (AELU), señala que, pese a que en este club hay espacios para 27 actividades deportivas, un 60% de sus usuarios prefiere jugar fútbol. “Somos una sociedad comunitaria, por eso los deportes colectivos tienen más acogida”, explica Panfichi. “En el Perú no existe una cultura del movimiento. La actividad física puede realizarse en cualquier espacio, pero aquí se siente que solo es fútbol y se limita la actividad”, remarca Silvia Pérez. Aunque existe poca demanda por otras actividades deportivas que no sean fútbol o vóley, voceros de las municipalidades de San Isidro, San Borja y Miraflores indicaron que, a través de los complejos polideportivos, las ciclovías y los minigimnasios, los concejos intentan incentivar en sus ciudadanos que los deportes no se limitan a solo dos. Conseguir ese cambio entre los vecinos es el verdadero reto. *LAS CIFRAS* *1.075* instalaciones deportivas municipales existen en Lima Metropolitana, según el Registro Nacional de Municipalidades del INEI del 2008. *762* losas municipales tiene Lima: 574 son polideportivas, 128 de fulbito, 32 de básquet, y 28 de vóley. * 5.000* personas aproximadamente acuden semanalmente al Complejo Polideportivo Limatambo de San Borja. * S/.40* cuesta, en promedio, una hora de alquiler de las canchas de fulbito de los complejos municipales de la capital. *PRECISIONES* *Opciones en San Isidro y Miraflores* *San Isidro* posee un complejo deportivo en la cuadra 15 de la Av. Del Ejército. Allí hay canchas de fútbol, vóley, tenis y básquet. En *Miraflores* hay losas deportivas en las playas Los Delfines y Redondo, el estadio Manuel Bonilla y el complejo Carlos “Chino” Vásquez. *San Borja* cuenta también con el Complejo Polideportivo Rosa y Toro. Se calcula que 4.500 personas acudirán a los talleres en los complejos deportivos de San Borja durante el verano. *LA FRASE* Las losas deportivas son ahora el centro de la vida social de los barrios de nuestra capital, lo que antes eran específicamente las plazas municipales o los mercados *ALDO PANFICHI HUAMÁN. SOCIÓLOGO*