Lori Berenson salió del penal y ya se encuentra en su domicilio de Miraflores

La estadounidense estuvo recluida en el penal de Chorrillos desde agosto pasado junto a su hijo Salvador. El menor fue llevado por su abuela Rhoda Berenson

(elcomercio.pe / AP).- La estadounidense Lori Berenson salió esta tarde del penal de Chorrillos acompañada de su abogado y padre de su hijo, Aníbal Apari, tras burlar el asedio de la prensa que la esperaba en los exteriores del centro de reclusión.

La ex miembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) abandonó el penal de mujeres sin ser advertida e inmediatamente fue conducida por su defensa legal a su departamento ubicado en la cuadra cinco de la avenida Grau en Miraflores.

Tras bajarse del taxi que la trasladó, Lori Berenson, quien el viernes último obtuvo el beneficio de la semilibertad, se disculpó con los periodistas por no declarar. “No voy a hacer declaraciones por favor, hoy no”, dijo la ex terrorista.

En la puerta del edificio la esperaba su madre, Rhoda Berenson, quien horas antes recogió a su nieto, el pequeño Salvador, de 18 meses de edad.

La estadounidense cumplirá en libertad condicional los cinco años que le restan de una condena de 20 años por colaboración con el terrorismo.

Berenson, de 40 años fue liberada luego que el viernes la jueza Jessica León del Primer Juzgado Supraprovincial falló nuevamente a favor de concederle la libertad condicional.

Como se recuerda, Lori Berenson ya había salido de la cárcel el 27 de mayo tras cumplir casi 15 años de prisión, cuando León le otorgó el beneficio de la libertad condicional. Sin embargo, ante una apelación del procurador antiterrorismo Julio Galindo, una sala superior anuló el fallo aduciendo la existencia de un error técnico. Berenson retornó a prisión el 18 de agosto.

PROCURADOR APELARÁ EXCARCELACIÓN
Apari dijo en declaraciones a radio CPN que, tras su excarcelación, Berenson estaba “tratando de adecuarse nuevamente, organizando sus cosas” en su departamento.

Señaló que se dedicará a trabajar y a estudiar como lo estaba haciendo cuando tuvo que volver a prisión.

A diferencia de la primera vez que fue liberada, cuando su llegada a Miraflores generó una fuerte oposición y rechazo de los vecinos, en esta ocasión su presencia no fue objetada por los residentes de ese tradicional barrio residencial de clase media ubicado frente a la costa.

La estadounidense fue arrestada en 1995 acusada de colaborar con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en sus planes de tomar el edificio del Congreso.

En 1996 fue condenada inicialmente a cadena perpetua por un tribunal militar, pero tras revisar su caso, un tribunal civil le impuso en 2001 una pena de 20 años, los que terminará de cumplir en noviembre del 2015.

El lunes, Galindo apeló nuevamente el fallo con el que León ratificó la libertad condicional a la estadounidense.

“Nuestro propósito es lograr la revocatoria (de ese beneficio) en la Sala Penal Nacional, que estará integrada por tres magistrados… Este es un tema muy sensible para el país”, manifestó Galindo a periodistas.

Apari ha estimado que pasarán dos o tres meses antes que una corte en segunda instancia se pronuncie sobre la apelación, pero Galindo consideró que su pedido se resolverá en unos 20 días.