Juez loretano liberó a narco colombiano

Jorge Vásquez se basó en papeles sin valor oficial. José Monroy Morales había sido capturado con 179 kilos de cocaína

Juez loretano liberó a narco colombiano

RODRIGO RODRICH

El lunes 12 de setiembre del 2011 el único juez de Caballococha –una ciudad afiebrada por el narcotráfico en la triple frontera entre el Perú, Brasil y Colombia– en Loreto, transmitió un oficio al penal de Huayabamba en Iquitos para ordenar la libertad del ciudadano colombiano José Isaías Monroy Morales, de 44 años.

El procesado, conocido como Pepe, había sido detenido dos meses atrás con 179 kilogramos de clorhidrato de cocaína. Pero, gracias a la gestión del juez Jorge Álex Vásquez Flores, recuperó su libertad a pesar de afrontar un proceso por narcotráfico.

Lo curioso es que, si analizamos los documentos con los que el procesado logró su liberación, solo cabe sancionar al juez.

El colombiano Pepe fue capturado la noche del lunes 27 de junio del 2011 cuando intentaba cruzar en bote el río Amazonas desde el pueblo loretano de Santa Rosa hacia la ciudad brasileña de Tabatinga. Además de 179 kilos de cocaína, llevaba consigo un millón de pesos colombianos (S/.1.400 aproximadamente).

El detenido nunca reconoció la carga como suya, pero su débil coartada fortaleció la denuncia de la Fiscalía Antidrogas. Pepe fue recluido en el penal de Huayabamba el 15 de julio. Eso hasta que fue liberado.

A pesar de la evidencia, Pepe recuperó su libertad con los siguientes documentos: un certificado de la cooperativa de mototaxistas colombianos Yahuarcaca, que acreditaba que trabajaba allí; una constancia de haber trabajado hasta el 2004 en una distribuidora colombiana; una constancia de préstamo de un millón de pesos con fecha del 26 de junio; y un contrato de arrendamiento de un domicilio en Santa Rosa, Perú, firmado dos días antes de la captura.

Todos estos documentos, a los que tuvo acceso El Comercio, son simples fotocopias, no están visados por ningún notario ni tienen validez legal.

ABERRACIÓN JURÍDICA
Pese a ello, estos documentos fueron suficientes para que el juez de la provincia de Ramón Castilla, Jorge Vásquez Flores, lo liberara. Al ser consultado por este Diario para que argumentara su decisión, Vásquez aseguró que se debía a “la cantidad de documentación presentada y a la declaración del detenido, que aseguró que desconocía lo que contenían los sacos”.

Para el presidente de la Junta de Fiscales de Loreto, Mario Gallo Zamudio, esto es una aberración jurídica. “Necesitamos pruebas contundentes para desvincular al acusado del narcotráfico, cosa que estos documentos no pueden demostrar”. Agregó que hoy presentará una queja ante la OCMA para que se investigue a Vásquez.

Este último señaló que no entendía por qué se quejaban de su decisión si el caso aún continuaba. “Ya está en segunda instancia”, dijo. Mientras tanto nadie sabe el paradero de Pepe.

EN PUNTOS
El colombiano José Monroy Morales afronta un proceso judicial por narcotráfico cuya pena sería no menor de 15 ni mayor de 25 años.

Se le decomisaron camino a la triple frontera 179 kilos de cocaína valorizados, en Brasil, en 900 mil dólares.