Luis Bambarén sobre paro en Puno: "Conceder no, hay que explicar"

El diálogo en Puno no debe terminar. El obispo emérito de Chimbote invoca a los dos candidatos para que planteen a sus militantes una tregua de 15 días

Luis Bambarén sobre paro en Puno: "Conceder no, hay que explicar"

MARIELLA BALBI

Probablemente hoy las protestas en Puno continúen, ¿ve alguna solución?
El diálogo debe continuar, hay que facilitar los medios. Yo he participado en varios conflictos, el más grave fue el de Antamina. De mi experiencia, para el mejor manejo de estos conflictos, la mesa de concertación y diálogo debe estar formada por representantes, que pueden ser dirigentes comunales, autoridades competentes y si se pide, la Iglesia también. Pero no puede haber una participación masiva.

El jueves pasado vimos una asamblea masiva en Juliaca…
Así no se soluciona nada, tienen que participar representantes. Muchas veces participan dirigentes de los frentes de defensa que no han sido elegidos, que aparecen en el fragor de la protesta y las autoridades quedan de lado. No solamente eso, hay grupos que rondan los conflictos mineros y están ahí para impedir toda inversión minera. Y además tienen una literatura que llega bien al pueblo. Usan audiovisuales para mostrar el daño minero al agua, a los cultivos. Estos no pueden estar en la negociación de ninguna manera. Tampoco deben participar los políticos. La Defensoría del Pueblo es una presencia muy valiosa.

¿Los representantes de los frentes de defensa no tienen ni arte ni parte en la negociación?
Son un obstáculo normalmente. Depende de la situación, pero en principio procuraría que no estén. Luego, una vez que se instala la mesa es importante motivar a una apertura a las propuestas de los otros y escucharse mutuamente. Como sacerdote, yo invoco a que Dios nos ayude. También se requieren cuartos intermedios para que dirigentes y representantes gubernamentales consulten con sus instancias. Algo que falla en todas las mesas de diálogo en las que he participado es que se llega a un acta, pero luego los compromisos se incumplen, no tienen seguimiento. Creo que es importante formar una comisión veedora que siga la implementación de los acuerdos.

El presidente García dijo que hay intencionalidad política en el conflicto de Puno.
Es difícil tomar partido sin conocer a fondo las motivaciones. Yo me he dirigido al obispo de Puno para que procure serenar los ánimos y estar dispuesto al diálogo porque es nuestro papel. La población aimara teme perder sus tierras, su ganado. Es todo su capital. Al igual que con el ‘baguazo’ se toman una serie de medidas, pero no se habla con el pueblo, no se le explica. No sé si haya motivaciones políticas, pero el pueblo tiene la imagen de una minería que contamina todo. Nadie propaga lo que es la nueva minería, con responsabilidad social y cuidado del ambiente. No se le ha explicado que la minería no tiene que contaminar las aguas.

¿Se le ha explicado bien a la población cómo será la explotación para no contaminar las aguas?
Los que protestan piden que cese toda actividad minera en Puno.

¿Se puede conceder esto?
Conceder no, hay que explicar. Hay ONG que explican lo malo porque no se explica lo bueno. Debemos continuar con la mesa de diálogo y explicar. Por razones legales, constitucionales, no se puede clausurar la explotación minera. Pero hay que explicar. Ambos lados tienen que hacer un esfuerzo, el gobierno exponer claramente y la población aimara cesar toda violencia. Se tiene que prevenir y explicar cómo ha cambiado la minería. El error fue no haber prevenido y hacer esto antes. No hay otro camino que el diálogo. Que entren el Ejército y la policía y haya muertos no es el camino.

¿Cómo actuar frente a los desmanes ocurridos?
Deben ser identificados y sancionados.

¿Si la paralización continúa, peligran las elecciones en Puno?
Creo que sí, no hay condiciones. Hay que hilar muy fino y proponer que se deponga esta actitud por un tiempo no muy largo, 15 días para que puedan realizarse las elecciones y encontrar soluciones.

Una tregua.
Sí, de 15 días, para que sus representantes, junto con el gobierno se sienten a dialogar. Entre tanto ellos vuelven a sus pueblos a la espera de la solución, si no se logra nada, pues vuelven a su protesta.

¿Esta tregua debe ser propuesta y firmada por Keiko Fujimori y Ollanta Humala?
Yo creo que sí. Sería muy bueno, es un deber cívico. La situación es grave, ambos tienen autoridad porque habrá votantes de ambos grupos.

¿La Iglesia puede intervenir?
Si se lo solicitan, claro que sí. La parte aimara pertenece al obispado de Juli, no sé si hayan hecho algo o no. No tengo una comunicación fácil. Los que dialoguen deben estar preparados. Una vez un ministro de Estado me dijo que a él lo habían preparado para ser un alto ejecutivo, pero no para manejar un problema social.

¿Participaría usted en el diálogo?
Si me lo solicitan. Pero a Puno no puedo ir por la altura. Tendría que ayudar desde acá.

¿Qué se puede hacer ante la polarización electoral?
Habría que bajar el tono en lo que queda de campaña. Que no haya ofensas, que no se saquen trapitos al aire, historias pasadas. Todo está tan embarrado que ya no leo periódicos. Es la campaña más sucia que he visto. Que sean claros en plantear sus programas y en decir cómo los van a hacer. Cómo se luchará contra la pobreza y contra la corrupción. Hay muchos niños pobres…

¿Hemos mejorado en algo?
Nadie niega eso. El programa Juntos es una gran cosa, pero el 30% aún es pobre o extremadamente pobre. Las vías de comunicación son importantísimas, también saber cómo comercializar bien sus productos, mejorar los servicios. Mire, hay lugares donde está Juntos, pero no hay servicios de salud, ni de educación. El Estado no está presente. El mejor programa y el más transparente es Juntos porque no maneja fondos, el subsidio es directo, no hay filtraciones. Hay que trabajar más con la mesa contra la pobreza de cada distrito, ellos conocen quiénes son los pobres y lo que necesitan. Los programas no pueden venir desde Lima.

“NO PODRÍA TOLERAR LA IMPUNIDAD
¿Se pudo hacer más?
Claro que sí. Sobre todo hay que mejorar mucho la concepción que tenemos de la persona humana, respetemos su dignidad. Recuerdo que en una comunidad donde se practicaron esterilizaciones se desatendió a las mujeres y se le dijo al director regional que se les estaba tratando como animales, este dijo: pero si son animales. Un ex presidente de la SNI dijo sobre quienes protestaban: “Esos sarnosos no van a hacer cambiar los decretos”. No podemos mirar así al ser humano, a los pobres.

Representantes del humalismo señalan que se está preparando un fraude, ¿lo ve?
No sé en qué se basan. Cuando era niño, oía hablar de fraude. En la elección de Benavides todas las actas se traían a Lima y en el trayecto se cambiaban. Pero actualmente no hay eso. Las autoridades electorales son probas y garantizan un proceso limpio. Que cada quien ponga a sus personeros en todas las mesas.

¿Es irresponsable decir que el presidente García prepara un fraude en La Libertad?
Forma parte de la bajeza de la campaña que vivimos. Es una ligereza afirmar esto. Tenemos todos los mecanismos legales para que las elecciones sean limpias.

¿Los dos candidatos deberían comprometerse a respetar el resultado electoral, les favorezca o no?
Sería excelente, quien pierda debe aceptar el resultado.

¿Excelente es necesario?
Al decir excelente es que lo considero más que necesario [ríe].

Un sector del electorado tiene temor de que volvamos a la década de los 90, ¿usted comparte este temor?
No lo descarto, somos seres humanos, hay que ver el comportamiento que tuvieron entonces y el que puedan tener. Esperemos, no soy pesimista, pero tampoco confiado. Lo que no podría tolerar yo es la impunidad. Cuando fue ministro de Defensa Rafael Rey, procuró que los juicios por violación de DD.HH a militares se archivaran. Hay que respetar el Poder Judicial y que digan quién es inocente y quién culpable.

¿El pedido de perdón de Keiko Fujimori lo convence?
Siempre es bueno que se reconozcan los errores que ha habido. El perdón es siempre bueno.

¿Le cree?
Quisiera creerle.

¿Unos temen que Ollanta Humala libere o indulte a su hermano Antauro?
Él ha declarado que de ninguna manera lo haría.

Keiko Fujimori dijo que no indultaría a su padre.
Anteriormente dijo que sí lo haría. Por eso digo, respetemos a cada poder del Estado. Los condenados deben cumplir su sentencia. El Congreso debe ser vigilante.

Continúan las denuncias por violaciones de DD.HH. de Ollanta Humala.
Todo debe investigarse, para eso está la fiscalía.

¿Le da confianza que Humala tenga cuatro propuestas programáticas?
[Ríe] Se lo ha cuestionado todo el mundo, para qué tantos planes. El último lo ha hecho con un equipo de personas honorables. Otra cosa es saber hasta dónde tendrán capacidad de maniobra.

Carlos Raffo lo acusó de tener un hijo.
Fue una calumnia, porque yo dije que Fujimori era corruptor de la fiscalía, etc. Él afirmó que quería que probara de mi propia medicina. Por calumniar se puede decir cualquier cosa.

Ud. criticó que se leyera un respaldo al cardenal Cipriani en la iglesia.
Yo creo que en la misa solo se lee la palabra de Dios, para eso es.

¿Cree que la prensa está siendo parcializada?
Hay medios para ambos lados.

¿El presidente García está apoyando a Keiko Fujimori como declaró Humala?
Dijo que se ha vestido de naranja. Pero para eso soy ciego, no veo colores. ¿Qué fundamento tengo para decir que está por un lado o por otro?

¿Ya sabe por quién votará?
Mi querida amiga, le recuerdo que el voto es secreto [ríe].

¿La reconciliación es posible en el Perú? ¿Llegará?
Es muy difícil porque no hay ese ánimo de reconciliación, hay muchas heridas abiertas. Ni siquiera ha habido una reconciliación con las víctimas pagándoles con las indemnizaciones a las que tienen derecho.