Madre acusada de matar a su hija podría terminar en centro psiquiátrico

Ello si se prueba que Isabel Tello padece un trastorno psicótico; pero si actuó con lucidez, recibiría 35 años de cárcel como máximo

Madre acusada de matar a su hija podría terminar en centro psiquiátrico

RENÉ ZUBIETA @renezp
Redacción online

Isabel Tello Chanduví, la mujer acusada de asesinar a su propia hija de 9 años y someterla a diversas vejaciones podría recibir una pena máxima de 35 años de prisión de comprobarse su responsabilidad en el crimen y considerando además las circunstancias del mismo, pues pudo haber actuado con “ensañamiento, alevosía, ferocidad”.

Así lo sostuvo en conversación con elcomercio.pe el experto en derecho penal Luis Lamas Puccio, quien, sin embargo, apuntó que aún falta determinar si la mujer actuó con absoluta lucidez y conocimiento cabal de lo que estaba haciendo, pues la pericia psicológica podría determinar lo contrario.

Cabe recordar que la pequeña fue encontrada con heridas sangrantes y moretones en diversas partes de su cuerpo, así como huellas de golpes en la cabeza y en el rostro. También sus labios habían sido cosidos. La necropsia señala que “murió de asfixia por aspiración (ahogamiento) y traumatismo encefalocraneano”. Trascendió además que la niña fue terriblemente violada.

“Cuando sea juzgada, posiblemente va a ser declarada inimputable y al declarársela así, está exenta de toda responsabilidad penal, porque posiblemente van a disponer que la internen en un centro psiquiátrico”, dijo el penalista sobre Tello Chanduví, sospechosa del delito contra el cuerpo y la salud, en modalidad de parricidio, como indica el Código Penal.

“PERTURBACIÓN PARANOIDE”
A propósito, el psicoanalista Leopoldo Caravedo consideró que la madre acusada del crimen tendría un “trastorno psicótico”, pues las características de los hechos son “perversas”.

“Acá parece que esto no es de un arranque de impulsividad. Esto es una cosa constante, estructurada ya desde hace mucho tiempo, era frecuente. Y además probablemente hay una seria perturbación paranoide de la señora”, indicó a esta página web.

Vale añadir que la madre de Tello, Bertha Chanduví, confirmó que aquella fue violada cuando tenía 13 años, y que desde entonces tiene una conducta desobediente y violenta.

“No ha tenido la capacidad de sobreponerse, porque hay muchas personas que han vivido en situaciones parecidas; pero no todos hacen lo mismo. Lo que no ha habido es un entorno que la ayude a procesar esa experiencia”, comentó al respecto, añadiendo que también habría esquizofrenia, un cuadro de ruptura con la realidad.

Ante ese escenario, Caravedo opinó que Isabel Tello merecería “estar de por vida con una atención psiquiátrica permanente”.