Majes Siguas II sería obra pública ante falta de postores en licitación

Arequipa se mostró a favor de alternativa planteada por el Gobierno. Cusco reclama finalizar estudios ambientales antes de ejecutar el proyecto

Por Roxabel Ramón/Carlos Zanabria

Las batallas que por más de un año libraron Cusco y Arequipa, en disputa por las aguas del río Apurímac, tuvieron un nuevo capítulo: ninguna de las cinco empresas que se mostraron interesadas en el proyecto de irrigación Majes Siguas II formuló propuesta alguna.

Ayer fue la fecha fijada por Pro Inversión para que se entregasen los sobres con las proposiciones para construir la represa de Angostura. Este jueves se conocería la propuesta ganadora.

Sin embargo, los cinco postulantes decidieron retirarse de la contienda, en medio de un panorama que se ve complicado. Un estudio de balance hídrico advirtió recientemente que, de hacerse dicha represa, habría un déficit de agua de 12 millones de metros cúbicos en perjuicio de la provincia cusqueña de Espinar. Además, el jueves pasado la población cusqueña realizó un paro preventivo y le exigió a Pro Inversión postergar la licitación hasta que se hayan saneado las observaciones.

LA ASUMIRÍA EL ESTADO
Ante el desaire de los postores, ayer el ministro de Agricultura, Adolfo de Córdova, indicó que se analizarían otras alternativas económicas, las cuales podrían incluir que el Estado convierta este proyecto en obra pública.

Al respecto, el presidente regional del Cusco, Hugo Gonzales, señaló que antes que cualquier propuesta, se deben finalizar los estudios de impacto ambiental. “Cusco no se cierra al desarrollo. Nosotros solo queremos que se actualice el expediente de Majes Siguas II, con propuestas viables para las dos regiones”, dijo.

Gonzales agregó que los estudios de balance hídrico presentados no son fieles porque se hicieron en temporada de excesivas lluvias. Según él, el déficit de 12 millones de metros cúbicos de agua se multiplicaría exponencialmente en tiempos secos y anularía su propia obra de irrigación, llamada cañón de Apurímac, la cual viene ejecutándose en Espinar.

En tanto, el presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén, dijo ayer que respalda plenamente la posición planteada por el ministro Adolfo de Córdova de convertir el proyecto en una obra pública y de inmediato adelantó la propuesta que presentará para el financiamiento.

Según el ministerio de Agricultura, la obra demandará una inversión de US$235 millones. Pero Guillén estima que al no ser dada en concesión, el presupuesto podría reducirse. Actualmente, el proyecto tiene US$140 millones de financiamiento y el resto podría obtenerse mediante un préstamo internacional con aval del Ejecutivo.

La propuesta de Guillén establece que en un plazo no mayor de cuatro meses se liciten las obras para que la construcción de Angostura se inicie el próximo año.

CRONOLOGÍA
[7/11/2009] Pobladores de Espinar bloquean la vía Cusco-Arequipa, en oposición a la construcción de la presa de Angostura del proyecto Majes Siguas II.

[21/11/2009] La Presidencia del Consejo de Ministros posterga el proceso de licitación del proyecto Majes Siguas II hasta el 25 de febrero del 2010.

[23/1/2010] Los presidentes regionales de Cusco y Arequipa iniciaron un diálogo para ver el financiamiento del proyecto.

[15/3/2010] El ministro de Agricultura, Adolfo de Córdova, negó la postergación del proyecto pese a reclamos del Cusco.

FRENTE A FRENTE
BERLY GONZÁLEZ. GOBIERNO REGIONAL DE AREQUIPA
El presidente regional Juan Manuel Guillén nos comunicó que respalda plenamente la posición planteada por el ministro De Córdova para convertir este proyecto en obra pública. Tenemos una propuesta para hacerlo más económico”.

HUGO GONZALES. PRESIDENTE REGIONAL DEL CUSCO
Le advertimos a Arequipa que su proyecto se iba a caer si no esperaban a validar los estudios de impacto ambiental, pero no escucharon y ahora no tienen postores. Sin importar quién lo asuma, debe demostrar que no se perjudicará al Cusco”.

CLAVES
Las empresas interesadas eran Construcoes e Comercio Camargo Correa de Brasil; el consorcio Majes Siguas II, integrado por Graña y Montero y la constructora Andrade Gutiérrez; y la constructora Odebrecht de Brasil.

También se encontraban el consorcio Majes y Obrascon Huarte Lain de España.

Los estudios de balance hídrico e impacto ambiental fueron realizados por las consultoras Agua & Agro y Cesel, contratadas por la Autoridad Nacional del Agua (ANA)


Tags relacionados

Majes Siguas

inversiones