Médicos lavaron mandiles en señal de protesta y radicalizarán su lucha

César Palomino, titular de la Federación Médica Peruana, anunció que galenos del Minsa darán atenciones gratuitas y donarán sangre para pacientes

Tal como lo anunciaron ayer, los médicos del Ministerio de Salud que acatan una huelga desde el pasado 18 de setiembre se reunieron esta mañana para definir su plan de acción en los próximos días. Ello luego que la cita de la Federación Médica Peruana con la ministra de Salud, Midori de Habich, no arrojara ninguna solución.

El doctor César Palomino, presidente del gremio, anunció que los galenos en pie de lucha radicalizarán sus protestas pero sin descuidar a sus pacientes pues se trata de “una huelga justa, ética y correcta que no caerá en provocaciones”. La primera de sus medidas, que ya cumplieron frente a la sede del Ministerio de Salud, fue realizar un lavado de sus uniformes y mandiles.

Para mañana, el sindicato médico ha programado una campaña médica gratuita, con consulta externa y presencia de especialistas, en el centro de salud “Medalla milagrosa” de San Juan de Lurigancho. “Será a beneficio de uso 2000 pobladores”, informó Palomino.

Acotó que también se ha determinado continuar con la donación de sangre que los profesionales en huelga ya han realizado en Emergencias Pediátricas y en el hospital Arzobispo Loayza.

“Vamos a solicitar que los colegas contratados por CAS sean nombrados. Es importante terminar con este tipo de contratos que en el caso de los médicos es inaplicable. Ya se derogó el CAS para que nuevos colegas contratados también pasen a la condición de nombrados”, refirió.

Además, Palomino subrayó que en su pliego de demandas por mejoras remunerativas solicitarán que estas se den “con fechas y plazos establecidos y participación del Ministerio de Economía y Finanzas”. “Las mejoras de salario deben estar incluidas en la Ley de Presupuesto General de la República con el financiamiento adecuado”, resaltó.

PIDEN AL MINISTRO DE ECONOMÍA
El titular de la FMP refirió que el acto de hoy (lavado de mandiles) fue a causa de una “afrenta” del ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, de quien dijeron “ha denigrado la profesión médica”.

Asimismo, pidió que sea parte de las negociaciones que sostienen en la Presidencia del Consejo de Ministros en busca que se atiendan sus demandas, puesto que hasta ahora no ha sido parte de la mesa de diálogo.