Mejorar la semaforización y estado de las vías ayudaría a reducir tráfico

Esas medidas son urgentes para mayoría de limeños, según encuesta. El 89% dice que los choferes de combi son los más imprudentes

Mejorar la semaforización y estado de las vías ayudaría a reducir tráfico

ELIZABETH SALAZAR

Lima está harta del serpenteo de vehículos que se apretujan entre sí sobre el asfalto. La ciudad ya no tolera esta guerra sobre ruedas dirigida por buses humeantes, locos del claxon o asesinos al volante que buscan salir del embotellamiento o ganar pasajeros.

Desde hace casi una década, ocho de cada diez limeños señalan a las combis como el vergonzante ejemplo de la imprudencia en las pistas, y el 2011 no fue la excepción. La última encuesta de El Comercio, elaborada por Ipsos Apoyo, dice que para el 89% de capitalinos los choferes de estas unidades son los que peor manejan; les siguen los que están al volante de microbuses (53%) y de mototaxis (43%).

El bus patrón, propuesto por la Municipalidad de Lima para estandarizar el uso de vehículos grandes y menos contaminantes, y, por ende, retirar a las combis y micros viejos, es visto por un mayoritario 63% como una buena opción. Pero esta propuesta tiene diferentes grados de aceptación entre el sector socioeconómico A (95%) y el C (54%) o D (56%).

“El sector que trabaja en el transporte urbano masivo está integrado por los sectores D y E, por eso algunos de ellos no están de acuerdo. O bien se han acostumbrado a pagar 50 céntimos por tramos cortos. Eso impide que analicen los pro del bus patrón”, dice, Luis Quispe Candia, presidente de la ONG Luz Ámbar.

La segunda iniciativa edilicia, referida a la aplicación de multas por exceso de velocidad, no tiene la misma percepción: el 55% considera que será un fracaso.

Los limeños tienen sus propias propuestas para reducir el caos vehicular: mejorar el estado de las pistas, incrementar el sistema de semáforos inteligentes, las fotopapeletas y el reordenamiento de paraderos, son, en ese orden, los puntos donde la actual gestión edilicia debería enfocar sus esfuerzos (ver infografía). La racionalización de rutas y renovación de la flota, temas en los que la municipalidad ha puesto el ojo, aparecen mucho después.

“Los semáforos con cuenta regresiva han sido bien recibidos, aunque no son ‘inteligentes’ porque no varían de acuerdo al flujo vehicular. Más que eso, se necesita formalizar el transporte para evitar que los choferes peleen por pasajeros para pagar el alquiler del vehículo”, agrega Quispe.

La semana pasada, la municipalidad instaló la Mesa Técnica Mixta para el Reordenamiento del Transporte Público de Pasajeros, integrada por gremios de transportistas y representantes de la comuna. La gerenta de Transporte Urbano, María Jara, ha dicho que el objetivo es que todo cambio sea consensuado.

De esta mesa, se espera acuerdos para evitar maltratos a usuarios, respetar los paraderos, poner en planilla a los choferes y que estos trabajen con mecanismos de caja única, frecuencias determinadas y boletaje integrado.

CLAVES
1. Durante el 2010, se registraron 590 muertos en las pistas de Lima. Para tratar de evitar ello, el concejo ha puesto en marcha el control de velocidad en 15 avenidas centrales de la capital.

2. En Lima circulan 24.942 buses, micros, coasters y combis en 424 rutas autorizadas, pero muchas de ellas recorren la misma avenida. Ello no solo congestiona el tránsito, sino que incentiva que los choferes hagan ‘correteos’ o se planten en cada esquina.

3. El 95% de empresas de transporte público de Lima no cuentan con flota propia. Estas son empresas afiliadoras, es decir, alquilan sus vehículos a distintos choferes por un promedio de S/.150 diarios y no asumen el resto de gastos.