MEM convoca a Naciones Unidas para estudio de impacto ambiental de Tía María

Documento podrá ser monitoreado por la población campesina de Islay, que se ha venido oponiendo al proyecto minero por el temor a la contaminación en sus tierras y aguas

Tras la renuente negativa de los campesinos y pobladores de Islay ante el proyecto minero Tía María —expresado recientemente en manifestaciones y bloqueos de vías—el alcalde de de dicha provincia arequipeña, Miguel Román Valdivieso, ha declarado que su comunidad llegaría en breve a un acuerdo con el ministerio de Energía y Minas, a fin de que funcionarios de la Organización Naciones Unidas (ONU) sean los encargados del estudio de impacto ambiental en la zona.

Anteriormente, la objetividad de los técnicos que habían sido encargados de este estudio previo era lo que había suscitado en la población el rechazo a la obra. La nueva propuesta, con la participación de la ONU, establece que el estudio “puede ser monitoreado por las partes interesadas, es decir la empresa involucrada, los mismos pobladores, una especie de cabildo abierto, que si está normado bajo las leyes”, según dijo el burgomaestre a RPP.

El recojo de información y redacción del estudio comenzará en enero y durará entre dos y tres meses.