El miedo gana la batalla: el 84% de peruanos siente temor en las calles

Según encuesta de El Comercio elaborada por Ipsos Apoyo, Lima es la urbe más riesgosa del país para el 75%

El miedo gana la batalla: el 84% de peruanos siente temor en las calles

Ver infografía

KATHERINE SUBIRANA ABANTO

La inseguridad ciudadana que se respira en medio del smog producido por los automóviles que contaminan la capital no es desconocida para el resto del país. Y queda demostrado con la última encuesta nacional de El Comercio elaborada por Ipsos Apoyo, en la que el 75% de peruanos coloca a Lima como la ciudad más peligrosa del Perú, seguida por Trujillo (52%) y Chiclayo (22%).

“Esta percepción no sorprende, pero sí llama la atención”, dice Carlos Romero, especialista en seguridad ciudadana de la ONG Ciudad Nuestra, quien recuerda que este resultado coincide con los trabajos realizados con anterioridad por esa institución.

“La percepción de inseguridad del ciudadano es tan alta que no quiere ni salir a la calle”, explica. Por ello no sorprende que el 84% de los encuestados considere la vía pública como el lugar más inseguro.

Pero la vía pública es casi igual de peligrosa como el transporte público, según el 83% de los encuestados. ¿Qué hace que el transporte se ubique en segundo lugar en percepción de peligrosidad? Romero dice que eso se debe a la sucesión de asaltos en taxis, colectivos y vehículos de transporte público (metropolitano o interprovincial). A ello se suma que, de acuerdo con estudios anteriores, los paraderos son considerados zonas inseguras.

¿INDIFERENCIA?
¿Llama la atención que el 59% de los encuestados afirme que ante un acto de violencia no hace nada o se aparta? Para Romero, esta indolencia ante la victimización ajena se debe a que el temor por la victimización propia es mucho mayor. “Siempre temen represalias”.

Pero quienes se supone que velan por la seguridad de los pobladores tampoco quedan bien parados. El nivel de desconfianza se expresa en que solo el 19% avisa a la policía y el 11% al serenazgo. Es cierto que estudios en el pasado han demostrado la poca confianza en esas instituciones, pero Romero considera que estos números desfavorables se explican porque ninguna de ellas ha hecho un trabajo adecuado para cambiar la percepción. “Esto revela, sin duda, una debilidad institucional preocupante”. Solo el 3% se involucra en intentar ayudar al prójimo en problemas. Las calles no están para héroes.

La relación entre la percepción de violencia y la victimización real se justifica más en el ser testigo que protagonista de un hecho violento. Según Apoyo, el 15% de encuestados fue víctima de un asalto violento, y el 11% de un asalto a mano armada. Sin embargo, que el 37% manifieste haber sido testigo de un asalto violento y el 27% de un asalto a mano armada es el alimento del temor que palpita en los ciudadanos.

“Es un llamado de atención a los responsables de la seguridad”
El gerente de Seguridad Ciudadana del Concejo de Lima, Gabriel Prado, dijo que la alta sensación de inseguridad en la población que muestra la encuesta de El Comercio es un llamado de atención a los responsables de la seguridad ciudadana en distintos ámbitos. “Nos obliga a trabajar mejor las acciones coordinadas: la policía, la fiscalía, el Poder Judicial y los municipios”, reconoció.

Para él, la alta percepción de violencia (62%) y el alto índice de personas que consideran Lima como la ciudad más insegura del país (75%) se debe al aumento de la población capitalina y a la mejora económica en varios sectores. “Es cierto que la percepción de inseguridad es bastante más alta que los índices de victimización de la capital”, dijo.

Ya que solo el 19% de los encuestados recurre a la policía en caso de violencia y el 11% al serenazgo, Prado reconoció la importancia de que los operadores de seguridad sean un referente de confianza para el ciudadano víctima o testigo de un delito.

También hizo un llamado para que los ciudadanos no centren sus reclamos en las autoridades municipales. “Las facultades de los concejos en seguridad ciudadana son bastante limitadas, pero a quien más le exige la población al respecto es a los municipios. Por eso, debemos mejorar las acciones coordinadas”, señaló el funcionario edilicio.

RECOMENDACIONES
Al salir de casa, tome precauciones
Si toda la familia va a salir de casa y regresar tarde, sobre todo si su hogar no tiene alarma y no hay vigilante en la zona, procure dejar al menos una luz encendida y algún vecino a cargo.

Si toda la familia se ausenta por temporadas largas, considere contratar un servicio particular, dejar a alguien a cargo y dejar bajo custodia sus bienes más valiosos (por ejemplo, joyas).

Si va a ir al banco a retirar fuertes cantidades de dinero, procure hacerlo con la mayor discreción posible, vaya acompañado y tome rutas distintas para ir y regresar de la entidad bancaria. Pida ayuda si observa algún movimiento sospechoso a su alrededor y evite tomar taxis desconocidos.

Si usted sale en carro, procure dejarlo en una playa de estacionamiento de confianza. Verifique que los seguros estén puestos y no deje objetos valiosos sobre los asientos del vehículo.

ANTECEDENTES
Inseguridad y violencia en Lima
[4/8/2011] En un intento de asalto hieren a la hija del congresista Renzo Reggiardo, Arianna, frente a la oficina particular del legislador en San Borja. La pequeña de 9 años recibió un impacto de bala en el tórax cuando abordaba la camioneta del legislador junto a su madre, Carla Dávila.

[12/9/2011] La comisaría de Miraflores recibe una llamada que informa que había un artefacto explosivo en el edificio de Scotiabank, en la cuadra 6 de la avenida Larco. Tras una exhaustiva investigación, se descartó la presencia de un explosivo en la zona.

[14/9/2011] El ministro del Interior, “scar Valdés, informa que dos sujetos armados robaron una camioneta 4×4 asignada al programa Juntos. Esto, en la Panamericana Sur, a la altura del Pentagonito y cerca de la casa del primer ministro Salomón Lerner Ghitis.

[14/9/2011] Eduardo Amílcar Meza, uno de los agentes de seguridad del congresista Renzo Reggiardo, es asaltado, golpeado y abandonado desnudo en Independencia. Meza fue abordado y encañonado por dos sujetos cuando detuvo su auto Toyota debido a la congestión vehicular.