El Ministerio Público investigará el material requisado a presas por terrorismo

Analizarán los USB, manuscritos y chips de celulares incautados el jueves. Condenadas que solicitaron libertad condicional, como la senderista Maritza Garrido Lecca, podrían perder beneficios

La Fiscalía Supraprovincial de Turno de Lima investigará el contenido del material incautado el jueves en el pabellón de presas por terrorismo del Penal de Máxima Seguridad de Mujeres, en Chorrillos, para determinar si su tenencia constituye delito de apología del terrorismo.

Personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), acompañado por agentes de policía antiterrorista y la Fiscalía Provincial Penal 42 de Lima, halló varios USB, libros, manuscritos con símbolos subversivos, celulares, panfletos y disquet en la primera requisa a las celdas de las condenadas por terrorismo Maritza Garrido Lecca, Martha Huatay, Laura Zambrano, Elena Iparraguirre y Margie Clavo, entre otras internas.

Las cabecillas senderistas no mostraron resistencia, pero sí otras internas jóvenes, quienes insultaron e incluso golpearon en el rostro y mordieron las manos a dos de las agentes.

NO ACCEDERÍAN A BENEFICIOS
El jefe del INPE, Rubén Rodríguez Rabanal, señaló ayer que el Consejo Técnico Penitenciario establecerá las sanciones administrativas a las presas, una de las cuales será la suspensión temporal de visitas.

Como se sabe, varias de estas reclusas han solicitado su libertad condicional (sus pedidos se presentaron antes del Decreto 927 del 2009, que prohibió los beneficios a condenados por terrorismo), pero sus casos dependen de informes del Consejo Nacional Penitenciario que confirmen su buena conducta.

“Si se confirmara que han violado el régimen penitenciario, con la posesión de materiales subversivos y de celulares, esto sería una causa que les impediría acceder al beneficio penitenciario al que buscan acogerse”, explicó el penalista Mario Amoretti Pachas. Fuentes del INPE señalaron que lo decomisado es parte de lo que acostumbran tener los senderistas en sus celdas y si se hiciera una requisa en el penal Castro Castro también se hallaría similar material.

CAMBIO DE PERSONAL
Aunque se informó que la requisa se basó en informes de inteligencia, la historia de dicha incautación, ordenada justo en la misma semana en que se han denunciado distintas acciones prosenderistas en Lima, tiene también un trasfondo de discrepancias laborales entre los funcionarios del INPE.

Gloria Estrada Tarrillo, directora del penal de máxima seguridad de Chorrillos, habría denunciado una intervención ilegal (sin presencia de fiscal y agentes femeninas) del director de seguridad penitenciaria de Lima, César Magno Torres, en la celda de Eva Bracamonte Fefer, a quien se le incautó una cámara filmadora la madrugada del sábado 19 de junio.

Ella fue transferida al área de prevención del penal de máxima seguridad de Chorrillos desde que denunció que recibía amenazas de muerte. El hallazgo de la cámara fue la justificación para que Magno Torres solicitara luego al jefe del INPE que se iniciara una requisa en todo el penal.

PIDEN CAMBIAR RÉGIMEN DE TERRORISTAS
Según el jefe del INPE, Rubén Rodríguez Rabanal, tras la excarcelación de la emerretista Lori Berenson se decidió revisar con extremo cuidado las solicitudes de semilibertad que otras terroristas presentaron. “Estos se basan en informes sobre su buena conducta emitidos por los consejos penitenciarios y decidimos hacer la requisa para saber si se han realizado correctamente”, indicó. El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, señaló que el régimen penitenciario de los presos por terrorismo tendría que reformularse para lograr que se reinserten a la sociedad.

El sociólogo Gabriel Calderón indicó que las actuales actividades de readaptación en los penales no están pensadas para intentar modificar la ideología genocida de los terroristas.

EN PUNTOS
Cambiarán a todo el personal
El INPE anunció que el 1 de julio será cambiado todo el personal de seguridad del Penal de Máxima Seguridad de Mujeres de Chorrillos.

Se descartó que las 120 presas por terrorismo de dicho penal vayan a ser cambiadas a otros centros penitenciarios.

En la celda de Laura Zambrano se halló una pequeña biblioteca con publicaciones y varios documentos que la reclusa argumentó tener desde hace varios años.

Una fiscalía provincial penal común investigará la requisa a Eva Bracamonte en el área de prevención de ese mismo penal. Ella denunció por tocamientos indebidos a César Magno, director de seguridad penitenciaria de Lima.