El Minsa reevaluará reparación para niños infectados con polio

En tanto, el sector dispondrá desde inicios de agosto de vacunas intramusculares contra el mal. Las actuales son por vía oral

El Minsa reevaluará reparación para niños infectados con polio

El procurador público del Ministerio de Salud, Luis Zumarán, informó esta mañana que ha enviado un informe a la alta dirección solicitando una nueva evaluación de costos para mejorar “un poco” la propuesta de reparación hecha a los padres de los siete niños que contrajeron polio luego de ser vacunados contra ese mal en los hospitales de la entidad durante una campaña del 2011.

“Depende de la disponibilidad presupuestal y la disponibilidad económica que tengo que tener fija”, explicó el procurador. Asimismo, precisó que el monto inicialmente propuesto es para “compensar el costo social” por el daño, puesto que la atención en salud seguirá siendo cubierta por el ministerio a través del Seguro Integral de Salud (SIS).

Adelantó además a Canal N que la nueva cifra se comunicaría a los padres el miércoles o jueves de la próxima semana.

Ayer, los denunciantes se reunieron con Zumarán en un centro de conciliación, en donde finalmente no hubo acuerdos. Se supo que los padres solicitaron una reparación civil de S/.3 millones de soles para cada niño, pero el representante del sector Salud solo aceptó dar S/.335 mil soles para cada uno. Los progenitores plantearon incluso demandar al Estado Peruano.

ADQUIRIRÁN VACUNAS INTRAMUSCULARES
La vacuna contra la polio que el Minsa aplica actualmente a los niños es por la vía oral, así fue con los siete niños afectados. Sin embargo, la representante del sector, Cecilia Lengua, anunció que se han adquirido vacunas intramusculares que llegarán en dos semanas al país.

“Calculamos que para la última semana de julio o primera de agosto, todos los establecimientos tendrían ya disponible la vacuna intramuscular”, dijo precisando que previamente se tendrá que seguir el proceso de desaduanaje y distribución a regiones.

La funcionaria pidió a la población no temer a las vacunas, pues los casos afrontados son, en su mayoría, por problemas de “falta de defensas”. Ello por deficiente lactancia materna, entre otras causas, según arguyó. Asimismo, recordó que antes de ser vacunados, los niños deben estar bien alimentados.