Monseñor Bambarén: "Testigos de Jehová inculcan odio hacia las imágenes"

El prelado se mostró preocupado por ataques a estatuas de vírgenes. Testigos de Jehová deslindaron con involucrados

En una semana tres estatuas de vírgenes han sido atacadas. La primera fue la Virgen de Fátima en Miraflores, destruida por David Bedón Panduro, un joven de 25 años con alteraciones mentales. La segunda fue en Surco. El autor de estos hechos fue Juan Ramírez, ciudadano colombiano que también se cree habría robado y destrozado la Virgen del Carmen en Barranco, la tercera en aparecer en mal estado. Lo que ha sucedido en estos días preocupa a la Iglesia Católica y el Monseñor Luis Bambarén tiene su teoría y señala culpables.

“El autor (de la destrucción de la Virgen de Fátima) es un joven de 25 años, lamentablemente enfermo mental, esquizofrénico, pero ¿por qué se orientó contra la imagen de la Virgen? Porque él frecuenta a los Testigos de Jehová y ellos inculcan el odio hacia estas imágenes y dicen que deben ser destruidas”, dijo el monseñor a las cámaras de Panamericana TV.

Sin embargo, en un comunicado, los Testigo de Jehová desmintieron que algunos de los involucrados congregue en su iglesia.

IMITACIÓN O PSICOSOCIAL
Especialistas consultados por este Diario coincidieron en que estos casos se tratarían de un efecto de imitación por parte de personas con alteraciones mentales o de un psicosocial.

Los psiquiatras Carlos Bromley y Santiago Stucchi coincidieron en que estos hechos pueden haber sido realizados por personas con trastornos de percepción. Tras enterarse del primer caso por la prensa, otros psicóticos pueden haber imitado el ataque, en su intento de llamar la atención, explicaron.

No obstante, Stucchi dijo que “siempre existe la posibilidad de que se trate de un psicosocial. Es decir que se arme todo este tema para tapar noticias”. Con él coincidió el ex decano del Colegio de Psicólogos Luis Zapata. Sin embargo, el sociólogo Aldo Panfichi no cree que se trate de un psicosocial.

Vecinos de Miraflores realizarán hoy a las 8 p.m. una vigilia de desagravio a la Virgen frente a la iglesia de Fátima.