Motociclistas denuncian maltrato policial tras marcha sobre ruedas en Plaza de Armas

Los motorizados organizaron marcha en contra de reglamentación de cascos y chalecos. Jefe policial de la región indicó que pueden presentar sus quejas de considerar excesos y los instó a respetar estado de derecho

Por Hans Huerto.

Un recorrido realizado por decenas de motociclistas, a bordo de sus vehículos, llegó la noche del jueves a la Plaza de Armas, a fin de manifestarse en contra de la reglamentación que ordena a motociclistas a llevar impreso en cascos y chalecos el número de la placa de sus vehículos.

Ahí acudió la Policía Nacional, a disuadir la manifestación. Sin embargo, los motociclistas, a través del portal de la Agrupación Peruana de Motociclistas, señalaron que la represión policial fue excesiva.

Según el grupo, los policías cerraron las salidas en la Plaza de Armas para acorralar al grupo y agredirlo con varas y gas pimienta, en lo que, según los motociclistas, fue una acción coordinada. A tal punto que, cuando la caravana logró abandonar la plaza, fueron conducidos hacia el cruce de las calles Carabaya y Junín, donde otros efectivos los esperaban para seguir la agresión al paso.

En el portal también se incluyen declaraciones de Juan Daniel Torres, uno de los manifestantes motorizados. Este relata con lujo de detalles cómo luego de darle varazos y patadas, los efectivos de la ley lo arrastraron a un bus (“te vamos a enseñar a respetar la ley” señaló que le increparon). En el bus, los policías apagaron la luz y continuaron con los golpes, según Torres.

LA POLICÍA DA SUS DESCARGOS
El jefe de la VII Dirección Territorial de la PNP, General Jorge Guerrero Marchan, señaló a elcomercio.pe que todos los ciudadanos tienen derecho de asentar su denuncia, “pero tienen que saber respetar las libertades de las demás personas”: “Si no cuentan con el permiso correspondiente, al ingresar de forma abrupta al recinto, se ejecuta un plan de acción para que evitar que se realice alguna acción no autorizada”.

El General Guerrero recordó que la Plaza Mayor es una zona intangible, por lo que las manifestaciones, con o sin permiso, están prohibidas. Sin embargo, recalcó, “para manifestarse también hay que regirse por las normas en respeto del estado de derecho”.

Acerca de las agresiones que denuncia Juan Daniel Torres, Guerrero recalcó que tiene la libertad de presentar una denuncia en caso sus derechos se hayan visto vulnerados.

Ante el reciente asesinato de Wilhem Calero –todo parece indicar, a manos de efectivos policiales- llama la atención el exceso policial en este caso. Guerrero indicó al respecto que “si cometemos una ligereza, véanla en la dimensión personal, del individuo, no en la dimensión estructural. Si no, generamos un tremendo daño moral a la institución. Si alguien ve que se excedió un policía, debe hacer llegar su queja”.