Murió el bebe de gestante baleada por delincuentes

La criatura no fue alcanzada por el proyectil, pero no sobrevivió al traumatismo abdominal que padeció su madre

Josefina Usurín Aymara se enfrentó ayer a una gavilla de hampones que trató de robar en su negocio de venta de celulares, en un mercado de San Juan de Lurigancho. Estos la redujeron disparándole en el vientre y huyeron sin lograr su cometido.

Madre e hijo sobrevivieron al cobarde ataque y aunque el proyectil no alcanzó a la criatura, horas después la situación se complicó presentándose un cuadro de sufrimiento fetal. Esto provocó la muerte del pequeño de apenas 24 semanas. Así informó al diario El Comercio el médico Jorge Flores de la posta médica en la que ambos fueron atendidos.

El médico también detalló que la madre fue sometida a una intervención quirúrgica debido a un traumatismo abdominal que comprometió parte de su intestino delgado, razón por la que una cesárea para extraer el feto sería riesgoso para ella. Por esta razón, el centro de salud busca su traslado a un hospital donde pueda recibir una atención especializada. Ella se encuentra estable.