Nadie reclama en la morgue el cadáver del colombiano asesinado en Miraflores

Sergio Luis Álvarez Acosta viajaba constantemente al Perú, pero nunca permanecía mucho tiempo, según reveló su registro migratorio

El cadáver del ciudadano colombiano Sergio Luis Álvarez Acosta, quien fue asesinado la mañana del lunes de dos disparos en la cabeza mientras paseaba en bicicleta en Miraflores, continúa en la Morgue Central de Lima sin que nadie lo reclame, lo cual revelaría que no tenía familiares en la capital.

El noticiero América Noticias reveló esta noche que el extranjero viajaba constantemente al Perú desde el año 2001, pero que estas siempre eran breves.

Entre el 10 y el 19 de enero del 2006, Álvarez Acosta realizó un extraño periplo: Ingresó al Perú desde Colombia y poco después viajó a Argentina para regresar nuevamente a nuestro país. La última vez que viajó al Perú lo hizo desde Ecuador el pasado 12 de setiembre del 2009

La policía considera que el atentado contra Álvarez Acosta es sospechoso y que podría estar vinculado con el intento de asesinato del también colombiano Didier Enrique Pinzón Romero, quien recibió un disparo en la mandíbula la semana pasada, pero escapó del hospital donde fue atendido.