No estaban muertos, andaban de parranda

Dos sujetos ebrios que conducían un vehículo se quedaron dormidos en la pista

No estaban muertos, andaban de parranda
Cuando personal de la policía se acercó al vehículo que se encontraba estacionado en el carril izquierdo de la avenida La Marina, se pensó que los dos sujetos que se encontraban en el taxi habían sido asesinados a sangre fría. Sin embargo, solo se trataba de dos hombres que en completo estado de ebriedad, se habían quedado dormidos. Cuando fueron despertados, ambos sujetos solo atinaron a preguntar qué era lo que estaba pasando. El conductor del vehículo fue identificado como Roberto Machaca, de 43 años, y de acuerdo a las imágenes de “América Noticias”, apenas podía modular sus palabras. Ambos personajes fueron conducidos a la comisaría de San Miguel, donde habrían seguido durmiendo.