Novios acusados de narcotraficantes: “Nos metieron a la cárcel sin pruebas”

La peruana Nathalie Díaz y su prometido, el francés Damián Delporte, estuvieron presos por más de un año tras ser sindicados por unas burriers españoles como sus cómplices

Hace unos días fueron declarados inocentes de la acusación de narcotráfico que pesaba sobre ellos y que los separó por más de un año. La peruana Nathalie Díaz y su novio, el francés Damián Delporte, sostuvieron esta mañana que la Policía Nacional los detuvo sin pruebas y que las autoridades fiscales y judiciales de su caso los enviaron a prisión sin tener un solo indicio.

Díaz y Delporte fueron aprehendidos en febrero del 2010 luego de que un par de ‘burriers’ españolas que se alojaban un piso debajo de su departamento los sindicaran como sus cómplices en su intento de sacar drogas del país a través del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

“Una burrier española hizo una declaración cuando la detuvieron en el aeropuerto. Ella se refirió a un inmueble, donde estaban sus tres cómplices y dijo que en el segundo piso vivían una peruana y un francés. Eso le basto a la Policía para decir que estábamos involucrados, no encontraron nada en mi departamento, ningún indicio, pero igual estuvimos presos”, manifestó la joven en el noticiero “Abre ojos”.

“NOS IREMOS DEL PAÍS”
Por su parte, el francés Damián Delporte contó que su experiencia en la cárcel, donde estuvo durante un año y cinco meses, fue muy dura, porque tenía problemas con otros internos, la comida era mala e inclusive no tenía un colchón donde dormir.

El ciudadano francés señaló que solo van a esperar a la confirmación de la sentencia, que los declaró inocentes de los cargos que se le imputaron, para dejar el Perú y enrumbar a París. “Dejé toda mi vida, mi familia, amigos, trabajo, hasta vendí mi carro, cambié totalmente de vida para venir acá, pero me tocó mala suerte”, agregó.

Para concluir, la joven pareja exhortó a las autoridades policiales y judiciales a investigar su caso, a fin de sancionar a quienes lo metieron en la cárcel sin pruebas.