Organización internacional procesaba droga en fundo agrícola de Chilca

Cincuenta policías detienen a 12 personas que tenían 200 kilos de cocaína y 300 de PBC que habrìa tenido comod estino México y EE.UU.

Organización internacional procesaba droga en fundo agrícola de Chilca

EL COMERCIO

Desde el exterior parecía una granja, cercada con un plástico negro, y en medio de una zona agrícola con sembríos de verduras y frutales. El lugar era inaccesible: llegar allá exigía sortear canales de riego y seguir una trocha accidentada rodeada por árboles y vegetación que partía de la Panamericana Sur, donde los vehículos levantaban polvo que impedía la visibilidad del conductor.

Sin embargo, en ese lugar se escondía un gran laboratorio de procesamiento de clorhidrato de cocaína con una infraestructura valorizada en US$50 mil. Una organización internacional lo había construido para producir droga y enviarla a México y a EE.UU.

La Oficina de Inteligencia de la Dirección Antidrogas (Dirandro) vigilaba el sitio desde que inició sus operaciones en agosto de este año. El laboratorio estaba en el fundo Las Pecanas, km 62,5 de la Panamericana Sur, cerca del cementerio de la localidad de Chilca, en Cañete.

Luego de constatar que allí se producía droga a gran escala, la Dirandro le dio la estocada final ayer al mediodía. Unos cincuenta agentes con pistolas ametralladoras AKM rodearon el lugar e ingresaron. Allí encontraron a 12 sujetos –seis peruanos, cinco colombianos y un ecuatoriano– en plena labor.

Habían acabado de procesar 200 kg de clorhidrato de cocaína, y a cada paquete de 1,5 kg de peso le habían colocado en bajo relieve el símbolo de una corona de rey, el signo característico de las grandes organizaciones internacionales. También tenían acopiados otros 300 kg, pero de pasta básica de cocaína que iban a ser convertidos en la preciada droga. Los narcotraficantes quisieron huir del lugar, pero fueron rápidamente reducidos.

ESTILO COLOMBIANO
El director general de la Policía Nacional, general Raúl Salazar Salazar, llegó en un helicóptero policial al lugar y dijo que hace muchos años no se había encontrado un laboratorio de esa naturaleza. Señaló que por la forma como estaba distribuido era parecido a los que utilizan los narcotraficantes colombianos, y que son descubiertos y destruidos en las cuencas cocaleras del Huallaga y el VRAE.

“Como no había luz, los sujetos habían instalado un generador eléctrico bajo tierra y lo tapaban con tablas para que no hubiera ruido a fin de no llamar la atención. Tenía un área de oxidación, otra de conversión en pasta lavada y el de secado”, señaló.

LOS RÁPIDOS
En total se decomisaron cinco vehículos, gran cantidad de insumos químicos, motobombas, envases de plástico, prensa, hornos microondas e insumos químicos.

Cayeron los peruanos Efraín Limanca Bermudo (32), su primo Noel Moisés Arrieta Bermudo (22), Jaime Gómez Roca Padilla (24), Mauro Choquehuanca Anco (40), Saúl Manco Celestino y su primo Guillermo Quispe Celestino (34). Los colombianos son Carlos Andrés Roseros Granobles (32), su hermano Jesús Roseros Granobles (26), Adrián Fernando Herrera Jiménez (25), Óscar Paredes Montoya (50) y Rafael Antonio Vélez Rengifo (35). El ecuatoriano es William Almeida de la Cruz (44).

Uno de los peritos químicos de la Dirandro señaló que lo sorprendente era que estos sujetos producían la droga en forma muy rápida con el método de procesamiento colombiano y que reciclaban los insumos sobrantes. Por eso los policías bautizaron a la banda como Los Rápidos.

En la operación participó el fiscal provincial Eduardo Castañeda Garay, de la Segunda Fiscalía Especializada en Criminalidad, y luego llegó el fiscal superior Jorge Chávez Cotrina, en representación del fiscal de la Nación, José Peláez Bardales.

Se informó que otros tres narcotraficantes peruanos, dos mujeres entre ellos, fueron capturados en otros puntos de Lima. Las mujeres fueron arrestadas en el distrito de Carabayllo.

CLAVES
Entre los 15 detenidos está el ‘químico’ de la organización, quien sería un colombiano.

La operación policial fue denominada OCNI, operación de cocineros (de droga) nacionales e internacionales.

La pista para desbaratar esta banda fue la incautación de droga y la detención de un sujeto en Chosica.

El fundo, muy alejado de la zona urbana de Chilca, había sido alquilado. Se dijo que los narcotraficantes utilizaban la playa de este balneario para llevar la droga a alta mar.


Tags relacionados

Sepres

Dirandro

Cañete

Chilca

Cocaína