Oscar Tabárez respondió molesto: “Uruguay no hace trampa”

El DT de la ‘Celeste’ rechazó una pregunta que se le hizo respecto a la mano de Luis Suárez que a la postre propició la clasificación del equipo a semifinales

Oscar Tabárez respondió molesto: “Uruguay no hace trampa”

El técnico de la selección uruguaya de fútbol, Oscar Tabárez, dijo el lunes que la ‘Celeste’ no hizo trampa para clasificar a semifinales y que es una vergüenza que se sugiera eso, luego de la mano del delantero Luis Suárez que salvó al equipo de la eliminación.

Uruguay se medirá con Holanda hoy por una de las semifinales del Mundial de Sudáfrica. El otro partido por un lugar en la final se disputará el miércoles entre España y Alemania.

Suárez fue expulsado el viernes tras evitar en la línea de gol un tanto de Ghana en el final del alargue que le habría dado el triunfo y la clasificación. El conjunto africano marró el penal y el partido terminó 1-1, pero en la definición desde los doce pasos Uruguay ganó 4-2.

Al ser consultado si Uruguay estaba avergonzado por la manera en que clasificó, el técnico contestó firmemente que así son las reglas del fútbol y que la discusión sobre el tema era “tendenciosa”.

“Me molesta mucho el tema, discúlpenme, me parece muy forzado y acá estamos orgullosos de cómo hemos venido a este Mundial, cómo hemos superado las carencias que hemos tenido y de lo que le hemos aportado al juego de este Mundial, no por la expresión futbolística pero sí por el comportamiento”, dijo Tabárez.

“Uruguay estuvo casi tres partidos sin recibir tarjetas amarillas. Entonces que no se nos venga a decir que somos un equipo que hace trampas. No lo acepto de ningún modo”, afirmó categóricamente.

LA MANO FUE SANCIONADA
El técnico dijo que la acción de Suárez está cubierta por el reglamento de la FIFA y que ha sucedido en otras ediciones del torneo u otras competencias. El jugador fue expulsado, recibió una sanción y el rival tuvo la oportunidad de convertir un penal, que en este caso erró.

“Puede suceder en otros partidos, como nos sucedió en el Mundial del 90 a nosotros contra España, cuando el futbolista sacó la pelota con las dos manos de la raya, y en aquel tiempo no se expulsaba”, agregó.

“Pensar (mal) del jugador que comete esa falta, instintiva, previendo el futuro de lo que va a pasar (…) me parece que es demasiado tendencioso. Y no me venga a hablar de la falta de humildad de los uruguayos, por favor”, dijo el técnico.