Padre baleado con su hijo en Bellavista tenía antecedentes penales

Se trataría de un ajuste de cuentas. Hipótesis policial dice que lo mandaron a matar por haberse quedado con droga

Padre baleado con su hijo en Bellavista tenía antecedentes penales

EL COMERCIO

El sujeto baleado con su hijo de 9 años en una calle de Bellavista, Callao, cuando lo llevaba al colegio, tiene antecedentes muy graves: fue detenido el 12 de marzo acusado de planear el secuestro del entonces vicepresidente de la República Luis Giampietri Rojas. Sin embargo, pese a que se le decomisó un auto con un fusil FAL y un croquis de la casa de Giampietri, la Fiscalía del Callao lo dejó libre.

Rómulo Ismael Quiroz Ibáñez (38), quien recibió un balazo en el abdomen, y su hijo, a quien le rozaron las balas, se encontraban estables ayer en la clínica San Gabriel.

La hipótesis que maneja la policía en torno del ataque es que fue una venganza de una banda de narcotraficantes, pues, según los investigadores, el sujeto se dedicaba a introducir cocaína en los contenedores que salen del puerto del Callao al extranjero. “Al parecer se habría quedado con un alijo por lo cual la mafia lo mandó matar con sicarios”, expresó una fuente.

Quiroz fue baleado a las 7:45 a.m. del miércoles en la cuadra 1 de la calle II, urbanización Proción, por un motociclista cuando manejaba un auto.

CAPTURADO EN MARZO
Según la Dirincri, cuando Quiroz fue arrestado el 12 de marzo con Marco Antonio Huamán Sánchez (40) ‘Ronco’, acusó a un cómplice suyo, de apellido Pinto, de ser el dueño del fusil. Dijo que este lo había dejado “por olvido” en el auto Kía rojo que él le había prestado. “La dueña del auto era su hija de solo 18 años que no trabajaba. Cuando fuimos por el tal Pinto, su familia lo negó y nunca lo ubicamos”, señaló la fuente.

Pese a los graves cargos, agregó, una fiscalía del Callao no le halló pruebas y lo dejó en libertad a fines de marzo.

CLAVE
Banda de sicarios
En las cárceles y en los barrios peligrosos, se contrata a sicarios, según la PNP.