Parte del puente Bella Unión será demolido para colocar estructura provisional

Emape anunció que el nuevo módulo se terminará se colocar la tercera semana de mayo. Nuevo puente costará 4 millones de soles

Parte del puente Bella Unión será demolido para colocar estructura provisional

La Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape) informó que en los próximos días procederá a la demolición parcial del puente Bella Unión, ubicado en la avenida Universitaria y el río Rímac.

Según un informe entregado por expertos del Colegio de Ingenieros del Perú, la estructura actual presenta un gran deterioro y socavamiento de las bases. El presidente de Emape, Álvaro Espinoza, informó que el aumento del caudal del río Rímac ha debilitado la estructura y creando nuevas fisuras.

DEMOLICIÓN DE UN SENTIDO
Debido a ello informó que el primer paso, es la demolición parcial del puente Bella Unión *, el segundo, el reforzamiento y ampliación de las bases que sostienen al puente, la colocación de pilares y finalmente, *la instalación del puente modular metálico (Bailey), en la tercera semana de mayo.

“El puente provisional estará colocado la tercera semana de mayo, porque primero se instalan los pilares provisionales y luego el puente, pero se estima que unas semanas antes se pueda abrir la circulación en el tramo norte sur, porque la zona no está dañada”, dijo Espinoza en conferencia de prensa desde la Municipalidad de Lima.

Se dio a conocer que la instalación del nuevo puente demandará una inversión aproximada de 4 millones de soles.

Espinoza agregó que paralelamente, a la primera fase de los trabajos ya realizados como el ensanchamiento, limpieza y eliminación en el cauce del río y corte de muros cercanos al río, “la segunda fase en ejecución se centra en la demolición y eliminación de la pista, veredas y sardinel del puente (sentido Sur-Norte) y retiro de las barandas y mallas metálicas.

La Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), explicó que la construcción definitiva de un nuevo puente Bella Unión se dará en un año, ya que como toda obra de inversión pública, se debe respetar los tiempos y procedimientos que la ley indica.